AFP internacional

Mauricio Macri en el momento de su asunción como presidente de Argentina, el 10 de diciembre de 2015 en Buenos Aires

(afp_tickers)

El presidente Mauricio Macri marcará el regreso de Argentina al Foro Económico Mundial de Davos en Suiza, tras más de una década de ausencia, acompañado por Sergio Massa, uno de sus principales rivales presidenciales, para dar una señal de confianza a los inversores, anunció el Gobierno este martes.

Massa, líder del Frente Renovador (peronista de centro derecha), aceptó la invitación del nuevo mandatario, que también había invitado a Daniel Scioli, excandidato del kirchnerismo (peronista de centro-izquierda) y a quien derrotó en el balotaje del 22 de noviembre.

"Nos pareció un gesto importante poder ir juntos con un dirigente opositor que está trabajando de una manera responsable, planteando su agenda de disidencias, pero también consciente de los desafíos que tenemos como país", dijo en rueda de prensa el jefe de gabinete, Marcos Peña.

El ministro apuntó que viajar con un político de oposición suma a la "construcción de confianza que tenemos que trabajar en el mundo para poder generar más inversiones y más trabajo en el camino hacia la pobreza cero", afirmó Peña.

De su parte, Massa explicó que decidió aceptar la invitación de Macri para "demostrarle al mundo que estamos dispuestos a dar un salto de calidad. Que todos nos ponemos el overol para conseguir inversiones, que vamos hacia liderazgos democráticos", afirmó Massa en una entrevista con radio Mitre.

El político, que en 2008 fue jefe de gabinete del Gobierno de Cristina Kirchner, agregó que su objetivo no es representar a su partido sino "acompañar al presidente para que los dos, con la camiseta de la Argentina, podamos conseguir trabajo para el país".

El encuentro de líderes políticos y hombres de negocios se celebrará entre el 20 y el 23 de enero y marca el regreso de Argentina a esta tribuna internacional.

Durante los gobiernos peronistas de centroizquierda de Néstor y Cristina Kirchner, entre 2003 y 2015, el país dejó de asistir, luego de denunciar que el Foro de Davos está destinado a defender los intereses de los grandes grupos económicos "ultraliberales".

Macri, exempresario, asumió el 10 de diciembre como líder de la derecha. Parte del giro radical a las políticas proteccionistas de la gestión kirchnerista fue componer un gabinete con fuerte presencia de dirigentes del mundo empresarial.

Poco antes de cumplir su primer mes en el poder cumplió con sus principales promesas de campaña: levantó un control cambiario que regía desde 2011, el cual conllevó una devaluación del peso argentino de casi el 30%, y eliminó y rebajó los impuestos a las exportaciones agrícolas.

afp_tickers

 AFP internacional