AFP internacional

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante la XVII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados en Isla Margarita (Venezuela), el 17 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

El Movimiento de Países No Alineados (NOAL) cerró este domingo su cumbre en Isla de Margarita con un espaldarazo al presidente Nicolás Maduro ante la severa crisis en Venezuela y críticas a la "injerencia" de Estados Unidos en varios conflictos del mundo.

Con la asistencia de un puñado de mandatarios de los 120 países miembros, la XVII Cumbre del NOAL aprobó la Declaración de Margarita, que recoge en 21 puntos llamados a favor de la paz, la lucha contra el terrorismo y la cooperación.

Maduro, quien denunció una "arremetida" de Estados Unidos contra su gobierno y aliados de izquierda en la región, destacó en la clausura el respaldo que recibió en la "condena" al gobierno de Barack Obama por el decreto que considera a Venezuela una amenaza a la seguridad estadounidense.

"Es una guerra económica total, la vamos a ir ganando", dijo Maduro en conferencia de prensa, al señalar que los NOAL destacaron "el derecho a la paz del pueblo venezolano".

Maduro asumió la presidencia del bloque hasta 2019, un periodo de incertidumbre, pues sus opositores buscan sacarlo del poder mediante un referendo revocatorio este año, que han exigido en las calles en los últimos meses.

"Quisieron incendiar Venezuela para ver si se suspendía la cumbre. Ahora están tratando de empañarla, no podrán. Ha sido un éxito total, una victoria de la diplomacia bolivariana", dijo, al aludir a sus adversarios que tildaron de "fracaso" la cita en Isla de Margarita (norte de Venezuela), porque solo acudieron una decena de gobernantes.

Maduro acusa a la oposición de aliarse con Estados Unidos para derrocarlo por medio de una "guerra económica" que genera una aguda escasez de alimentos y medicinas y una elevada inflación, provocando un enorme malestar social. Sus adversarios aseguran que se debe a un "modelo socialista fracasado".

- Siria y otros conflictos -

Durante la Cumbre, las delegaciones expresaron preocupación por la violencia en Irak, Palestina y Siria, en un momento en que se tambalea la tregua acordada por Washington y Moscú tras un bombardeo estadounidense contra el Ejército sirio.

"El objetivo de esa agresión estadounidense es llevar al fracaso la tregua", declaró a la prensa el embajador sirio ante Naciones Unidas, Bashar Jaafari, quien fue luego respaldado por Maduro: "Condenamos este ataque criminal que viola el cese al fuego".

Al apoyar al gobierno venezolano, Jaafari denunció el "terrorismo económico" contra su país, en alusión a las sanciones impuestas por Estados Unidos y gobiernos europeos, que consideró similares "al bloqueo unilateral" impuesto sobre Cuba y Venezuela.

En medio de acusaciones a Estados Unidos de "injerencia", los representantes tocaron los conflictos en varios de los países del movimiento y las acciones de los grupos extremistas. La delegación de Corea del Norte lanzó reiteradas amenazas a Washington.

A la cita en Margarita acudió el presidente palestino, Mahmud Abas, a quien la cumbre le expresó apoyo, que quedó consignado en el documento final.

- Apoyos y reveses -

Venezuela cosechó además el esperado apoyo de los presidentes Rafael Correa (Ecuador), Evo Morales (Bolivia), Hassan Rohani (Irán), Salvador Sánchez (El Salvador) y Raúl Castro (Cuba), quien la víspera alertó sobre "planes subversivos" de Estados Unidos en la isla.

Un respaldo que contrasta con la reciente decisión del Mercosur de impedir a Venezuela ejercer la presidencia temporal del bloque, argumentando que debe cumplir con compromisos económicos y políticos, so pena de ser excluida si no se pone al día antes del 1 de diciembre.

"Venezuela es Mercosur y va a seguir siendo Mercosur. Tenemos la presidencia" a pesar de la "triple alianza" de Argentina, Brasil y Paraguay, insistió el gobernante venezolano.

Para el analista Diego Moya-Ocampos, del centro Ihs Markit, con sede en Londres, Maduro buscaba dar la "falsa impresión" de que Venezuela aún cuenta con apoyo internacional y que es un actor influyente", lo que "no es" desde la muerte" de su mentor Hugo Chávez (2013) y la caída de los precios del petróleo.

Golpeada por el desplome de los precios del petróleo, generador del 96% de sus divisas, Venezuela sufre su peor crisis en la historia reciente, y su gobierno aprovechó para impulsar en Margarita un consenso para congelar la producción, en busca de estabilizar el mercado.

"Estamos cerca de un acuerdo entre los países productores OPEP y no OPEP", dijo Maduro, al precisar que trató el tema con los presidentes de Irán y Ecuador, ambos miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

Creado hace más de medio siglo, en el apogeo de la Guerra Fría, como alternativa a la bipolaridad de Estados Unidos y la Unión Soviética, el NOAL subrayó en su declaración la necesidad de renovarse.

La próxima edición de la Cumbre se realizará en Azerbaiyán dentro de tres años.

afp_tickers

 AFP internacional