AFP internacional

El ministro de Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, participa en un debate del Foro Económico Mundial, este miércoles 20 de enero en Davos (Suiza)

(afp_tickers)

Los nubarrones sobre el crecimiento mundial y la imparable ristra de atentados yihadistas en todo el mundo dominaron este miércoles la apertura del Foro Económico Mundial de Davos.

Argentina es el invitado estrella este año en el club de la las élites mundiales. Es la puesta de largo diplomática del nuevo presidente Mauricio Macri, cuya agenda está cargada de encuentros bilaterales, incluido una entrevista con el primer ministro británico David Cameron el jueves.

La seguridad se ha incrementado este año en el pequeño valle que acoge la ciudad suiza, a la que acuden unos 2.500 mandatarios y empresarios, entre ellos el vicepresidente estadounidense Joe Biden y el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Davos escoge cada año un tema diferente, en esta ocasión la denominada "cuarta revolución industrial", con la impresión en tres dimensiones o las nuevas fuentes de energía alternativas como faros de la economía del futuro.

Pero "como sucede a menudo en Davos, el tema es pirateado por los acontecimientos mundiales, y en especial lo que sucede en China, donde el crecimiento está aflojando", advierte el jefe economista del gabinete británico IHS, Nariman Behravesh.

"Desde hace 46 años (cuando se inauguraron los encuentros de Davos) no recuerdo haber tenido que enfrentar tantos problemas al mismo tiempo" declaró el patrón del Foro, el suizo Klaus Schwab.

- Caída de las bolsas -

Los mercados cayeron en picado este miércoles, siguiendo el rastro del petróleo. Las bolsas asiáticas y europeas perdieron en torno al 3%, como Wall Street antes de la campana, mientras que el barril de referencia en Nueva York se situó a 26,55 dólares.

China "sólo" crecerá un 6,9% este año, su peor cifra de los últimos 25 años. Brasil, que también mandará a su nuevo ministro de Economía para vender tranquilidad en Davos, seguirá en recesión en 2016, según las últimas perspectivas del Fondo Monetario Internacional.

Hay que "desendeudar el sistema financiero. En estos momentos aún hay entre 40 y 80 billones (de dólares) en productos derivados" similares a los que arrastraron al mundo al borde de la quiebra en 2008, advirtió en uno de los debates de este miércoles el inversor estadounidense Paul Singer, de Elliott Management.

"Todos sabemos lo que sucede en el Davos público, lo que es diferente del Davos privado. Es en el Davos privado que hablarán (los líderes)", explicó Nariman Behravesh.

Fue en Davos donde se decidieron en el pasado grandes rondas de negociación comercial, o incluso donde a veces se le da una nueva oportunidad a la paz en zonas muy calientes del planeta.

- Crisis migratoria -

El Foro, que en público organiza decenas de debates cada día, analizará con algunos de los mejores expertos mundiales cómo luchar contra el yihadismo, y cómo ofrecer una solución a la gigantesca crisis migratoria que vive Europa.

Al menos 21 personas murieron en un ataque de los talibanes contra una universidad en Pakistán este miércoles.

La amenaza yihadista se mezcla además con la oleada de inmigrantes que llega a Europa a diario.

"Me preocupa mucho lo que está sucediendo en África y su impacto en los flujos (de inmigrantes) hacia el norte, hacia Europa", declaró en otro debate el ex comandante supremo de la OTAN en Europa, el general James Stavridis.

"La oleada de refugiados constituye un grave problema para la capacidad de absorción de los mercados laborales de la Unión Europea y pone a prueba los sistemas políticos", estimó el martes el FMI.

afp_tickers

 AFP internacional