Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un inmigrante llegado de forma clandestina a la localidad italiana de Ventimiglia, en la frontera con Francia, el 20 de junio de 2015 protegiéndose de la lluvia bajo una sombrilla

(afp_tickers)

La Unión Europea lanzó este lunes una misión naval de lucha contra el tráfico de inmigrantes en el Mediterráneo, limitada en una primera fase a una vigilancia reforzada de las redes de traficantes.

Los primeros navíos, submarinos, aviones patrulla y drones serán desplegados dentro de una semana, decidieron este lunes los jefes de la diplomacia de la UE reunidos en Luxemburgo.

La operación, denominada EU Navfor Med, contará con un millar de hombres y estará dirigida por el almirante italiano Enrico Credentino. La misión debe permitir destruir las embarcaciones utilizadas por los traficantes lo más cerca posible de las costas de Libia.

En particular los 'barcos nodriza', que sirven para remolcar hasta alta mar las embarcaciones precarias repletas de inmigrantes que luego buscan alcanzar las costas europeas.

"Se lo digo claramente, el blanco no son los migrantes, sino los que ganan dinero con sus vidas y, demasiado a menudo, con sus muertes", declaró la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

En la primera fase de la operación se efectuarán patrullas en alta mar para detectar a las redes de traficantes y recabar información, explicó Mogherini.

Sin embargo, la ausencia de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que autorice el uso de la fuerza limita por el momento el alcance de la operación. Esa resolución sólo podría conseguirse con el consentimiento de las autoridades libias, pero el país está sumido en el caos, con dos gobiernos que se disputan el poder. Ambos Ejecutivos mantienen actualmente conversaciones bajo los auspicios de la ONU para formar un gobierno de unidad nacional.

Los europeos esperan poder "avanzar", dijo Mogherini, tras la formación de ese gobierno. "Mientras tanto podemos hacer algo en alta mar", añadió.

De momento, cinco buques de guerra, dos submarinos, tres aviones de patrulla marítima, dos drones y tres helicópteros participarán en la operación.

- Amenazas -

Según un responsable europeo, los comandantes de la misión tuvieron en cuenta varias "amenazas" para preparar la operación, después de que los yihadistas del Estado Islámico se adueñaran de parte de la costa libia y de que unos misiles lanzados desde el litoral alcanzaran unos buques mercantes. "Es un entorno complejo, por eso se trata de una operación militar", explicó, subrayando "la inestabilidad" que reina en Libia.

La idea de esta misión surgió "hace exactamente dos meses, después de la muerte de 900 personas" a mediados de abril, en el naufragio de una patera repleta de inmigrantes frente a las costas de Libia, recordó Mogherini, convencida de que "se necesitaba una respuesta europea".

La UE ha dedicado más dinero a los rescates marítimos y ha aumentado su presencia en Agadez, una ciudad del norte de Níger por donde transita la mayoría de inmigrantes que llegan a Libia. También tiene previsto ayudar a otros países de paso a reforzar sus controles en las fronteras.

Los 28 no consiguen, sin embargo, ponerse de acuerdo sobre la acogida de 40.000 demandantes de asilo, mientras Bruselas propone repartirlos mejor en el seno de la UE.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP