AFP internacional

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (i), habla con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para definir la ayuda estadounidense a Israel el 20 de marzo de 2013 en Jerusalén

(afp_tickers)

Estados Unidos alcanzó un acuerdo récord de 38.000 millones de dólares para proveer a su aliado Israel ayuda militar para los próximos 10 años, pese a las fuertes tensiones entre los aliados por acuerdo con Irán y sobre el proceso de paz con los palestinos.

El memorando de entendimiento será firmado el miércoles en el salón de los Tratados del departamento de estado, según coincidieron funcionarios de ambos países, y "constituye el mayor compromiso de asistencia militar bilateral de la historia de Estados Unidos", destacó el departamento de Estado el martes.

Un alto funcionario israelí confirmó que el acuerdo será por 38.000 millones de dólares por un plazo de diez años, que supera los 3.100 millones por año que Washington entrega actualmente a su estratégico aliado.

El actual acuerdo expira en 2018 y el gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reclamaba un aumento considerable de la ayuda estadounidense.

La prensa israelí llegó a evocar la cifra de 5.000 millones de dólares anuales durante 10 años.

Las relaciones entre ambos países no están, sin embargo, en su mejor momento.

Apenas el mes pasado, la Casa Blanca había endurecido su actitud hacia lo que llamó la "aceleración dramática" de la expansión de asentamientos judíos en Cisjordania y en el este de Jerusalén .

Lejos de rectificarla, Netanyahu intensificó su retórica.

En un discurso filmado pronunciado la semana pasada el primer ministro israeli afirmó que las críticas palestinas a la extensión de los asentamientos fomentan la "limpieza étnica" de los judíos, y consideró "inapropiados" los comentarios de Washington.

No obstante, Israel sigue siendo el aliado número uno de Estados Unidos en la región y el mayor destinatario de su ayuda militar, al tiempo que es también un fuerte cliente de la producción de armas estadounidense.

El nuevo acuerdo se extenderá entre 2019 y 2028.

El propio Netanyahu había dicho públicamente que la ayuda estadounidense debería aumentar debido a la entrada en vigor en enero del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní.

Ese texto, que garantiza la naturaleza pacífica del programa iraní, implica el levantamiento de las sanciones internacionales contra la República Islámica y, por ende, la inyección de decenas de miles de millones de dólares en la economía iraní por la venta de crudo, lo que equivale, según Netanyahu, a una amenaza mayor contra Israel.

Las discusiones israelo-estadounidenses tuvieron lugar en un clima de particular desconfianza, que caracteriza desde hace años las relaciones entre los gobiernos del presidente Barack Obama y de Benjamin Netanyahu.

Citando a la consejera de seguridad nacional Susan Rice, el representante diplomático de Washington en Israel, Dan Shapiro, dijo esta semana que "el nuevo acuerdo con Israel será el paquete individual de ayuda militar más grande con cualquier país registrado en la historia de Estados Unidos".

Israel es "el mayor beneficiario acumulado de ayuda extranjera de Estados Unidos desde la II Guerra Mundial", señaló también un informe de investigación del Congreso de Estados Unidos desde junio de 2015.

Exceptuando la ayuda del país norteamericano, el presupuesto de defensa de Israel asciende a unos 16.000 millones de dólares.

afp_tickers

 AFP internacional