Las armas de los suizos seguirán en casa


Las armas forman parte de la tradición y la cultura de Suiza.

Las armas forman parte de la tradición y la cultura de Suiza.

(Keystone)

Los suizos podrán mantener sus rifles de asalto en el sótano o en el armario de sus casas. Este domingo, un 56,3% del electorado rechazó la iniciativa popular llamada 'Para la protección contra la violencia de las armas'.

El pueblo suizo se negó así a aprobar la propuesta de la izquierda y de las organizaciones pacifistas que querían prohibir a los hombres mantener sus armas en casa, fuera de los períodos de servicio militar obligatorios.

























El Ejército suizo es un cuerpo de milicias, lo que supone que todos los hombres deben hacer tres semanas de servicio militar al año hasta que cumplen 34 años.

Solo seis cantones votaron a favor de la iniciativa para limitar las armas. La participación, relativamente elevada, llegó al 49% del cuerpo electoral, tras vivirse una campaña muy disputada.

Regularmente convocados por las iniciativas populares que forman la base de la democracia suiza, los votantes suizos han votado abrumadoramente por correo postal.
 
Los resultados indican que los pequeños cantones suizos, famosos por su compromiso con los valores tradicionales, han rechazado en gran medida la iniciativa, algunos con más del 70% de los votos. Así, Appenzell Rodas Interiores se llevó la palma con un 72,3%, Obwalden presentó un 71,9% en contra, Schwyz un 70,9%, Uri 70.6% y Glarus con 69,8%.
 
En el Tesino un 63,5% del total se opuso al texto, 61,9% en el Valais, 61,4% en Argovia y algo menos en Lucerna, con un 60%.

Respecto a los cantones que votaron a favor de retirar las armas, destaca Ginebra, con un 61,1% de votos afirmativos, Vaud con un al 53,7%, Neuchâtel y Jura con 53,2% y 52% respectivamente y en Zúrich el resultado fue más ajustado, con un 50,4% a favor. Basilea-Ciudad también se inclinó por el ‘sí’ a la iniciativa con el 58,9% de los votos.

“Madurez del pueblo suizo“

Para la parlamentaria liberal-radical Sylvie Perrinjaquet, miembro del comité contra la iniciativa de las armas, los votantes fueron capaces de hacer un equilibrio entre la violencia doméstica y la prohibición de las armas. "Todos los suizos se preocupan por el arma que tienen en casa".

Para la Unión Democrática del Centro (UDC/derecha conservadora) Jakob Büchler, "el pueblo suizo no se ha dejado desarmar". El copresidente de la comisión en contra de la iniciativa se mostró especialmente satisfecho de que el rechazo del texto haya sido claro en los cantones. Este resultado muestra que existe una tradición en Suiza sobre las armas y una confianza en la gente, señaló.

"El arma de guerra y el bolsillo de municiones son parte del soldado", dijo también el presidente de la UDC, Toni Brunner. 
 
Christophe Darbellay, presidente del Partido Democráta Cristiano (PDC/centro derecha) se vio aliviado por el "claro rechazo"y reconoció haber vivido una campaña difícil,y que es cazador, tirador deportivo y presidente del Festival de Tiro Federal en 2015.
 
El PDC está satisfecho con la "madurez del pueblo suizo" que "no se deja engañar por los argumentos emotivos de la izquierda", declaró Darbellay. 
 
El rechazo de la iniciativa para la protección contra la violencia armada contentó a la asociación de oficiales suizos. Para su presidente Hans Schatzmann, citado por ATS, es un voto “para el Ejército y a favor del mundo del tiro en Suiza”.
 
El fortalecimiento de las disposiciones legales establecidas en los últimos años ha contribuido a este rechazo” dijo Schatzmann. “Estas medidas han mejorado la seguridad”. Por lo tanto, el argumento de los autores de la iniciativa, que pensaban que su propuesta habría reforzado la seguridad, obviamente no ha convencido al electorado.

Ejército de milicias

El ejército suizo se basa en el principio de la milicia. Todos los hombres sometidos a la obligación del servicio militar deben participar en un ...

Mujeres, violencia y suicidios

El Colegio de Médicos de Suiza lamentó el rechazo de la iniciativa, considerándola una apuesta importante de la salud pública. Su presidente, Jacques de Haller cree que se necesita tiempo para que la mentalidad evolucione.  
 
“Cualquier cosa que pueda servir para la prevención es un paso importante que hoy nos hubiera gustado conseguir. Deseo que el debate se haya puesto en marcha”, apuntó de Haller.

A pesar del rechazo de la iniciativa, la coordinadora de asociaciones de mujeres suizas Alliance F cree que la iniciativa ha despertado la conciencia pública sobre el hecho de que "las mujeres se ven amenazadas por las armas que se guardan en el armario", dijo Rosmarie Zapfl.

El Partido Socialista de Suiza (PS) denunció el debate apasionado sobre los valores y el Ejército suizo liderado por los opositores de la iniciativa. Para el vicepresidente del PS Stéphane Rossini, el bando del "no" niega niega el fenómeno del suicidio y la violencia con armas y trasladó el debate hacia el de la responsabilidad individual.
 
El presidente del PS, Christian Levrat, considera que el voto es "un resultado relativamente bueno", la iniciativa ya ha producido resultados significativos: obligación de devolver las municiones, la revisión de la Ley de Armas o la posibilidad de entregar el arma a un arsenal.
 
Por su parte, Amnistía Internacional considera que "Suiza ha perdido la oportunidad de jugar un papel pionero en la escena internacional, al haberse podido adelantar con la creación de un registro central, a las exigencias del futuro tratado internacional sobre comercio de armas"

Más de 2 millones

Suiza cuenta con un gran número de armas en circulación. No existen estadísticas absolutamente fiables sobre esta cuestión, aunque las cifras más comúnmente admitidas hablan de cerca de dos millones de armas en los hogares helvéticos. Y entre ellas, un buen número de fusiles de asalto y pistolas en poder de los soldados o de antiguos militares.

La iniciativa

Se entregó en la Cancillería Federal el 22 de febrero de 2009, avalada por 106.037 firmas válidas.

La promueve una coalición que agrupa a 70 organizaciones: defensa de derechos humanos, sindicatos, prevención del suicidio, iglesias, asociaciones de lucha contra la violencia infligida a las mujeres, movimientos pacifistas, etc.

Principales exigencias: Creación de un registro nacional de armas, justificación de necesidad y competencias para la posesión de un arma, almacenamiento de las armas militares en sitios seguros, prohibir la posesión de armas particularmente peligrosas (armas automáticas, fusil de percusión) a título personal.

 

En el ámbito político cuenta con el respaldo de la izquierda. El Gobierno y la mayoría de la derecha en el Parlamento, en cambio, recomendaban que los ciudadanos la rechazasen.

swissinfo.ch y agencias



Enlaces

×