AFP internacional

Un yemení inspecciona los daños ocasionados en una funeraria de Saná por unos bombardeos atribuidos a la coalición dirigida por Arabia Saudí el el 8 de octubre de 2016

(afp_tickers)

El Reino Unido pedirá un cese al fuego inmediato en un proyecto de resolución que presentará ante el Consejo de Seguridad de la ONU, tras un mortal bombardeo aéreo durante un funeral en Saná, anunció el viernes el embajador británico ante el organismo.

"Hemos decidido presentar al Consejo de Seguridad un borrador de resolución sobre Yemen, llamando a un cese inmediato de las hostilidades y a una reanudación del proceso político", dijo a reporteros el embajador Matthew Rycroft.

Se espera que el borrador, que también pide ayuda humanitaria, circule entre los 15 miembros del Consejo de Seguridad en los próximos días.

La decisión de buscar una resolución formal llega después de que Rusia bloqueara un proyecto de declaración británica que condenaba el ataque aéreo lanzado el 8 de octubre en el que murieron más de 140 personas en un funeral, aparentemente perpetrado por la coalición encabezada por Arabia Saudita.

El embajador de Rusia, Vitaly Churkin, dijo que la declaración era "vaga" y llamó a "pensar seriamente" en como tratar la deteriorada situación en ese país árabe.

Yemen, uno de los países más pobres en el mundo árabe, cayó en un profundo caos cuando la coalición lanzó una campaña aérea en marzo de 2015 para hacer retroceder a los rebeldes hutíes, respaldados por Irán, que ocuparon territorio incluida la capital Saná.

Rusia, que mantiene una relación amistosa con Irán, ha criticado el apoyo de Occidente a la coalición y señaló que la matanza en Yemen es una respuesta a la campaña de Moscú en Siria.

Después del ataque al funeral, el navío de guerra estadounidense Read Sea fue blanco de un misil lanzado desde el territorio tomado por los rebeldes hutíes.

Los hutíes rechazaron haber estado involucrados en el ataque.

Estados Unidos, que ha dicho que revisará su apoyo a la coalición liderada por Arabia Saudita en Yemen, lanzó en represalia misiles hacia sitios controlados por los hutíes.

De acuerdo con Naciones Unidas más de 6.700 personas, la mayoría de ellas civiles, han muerto en Yemen desde la primera intervención de la coalición.

Yemen está ubicado en el nivel 3 de emergencia, el más alto en la escala humanitaria de la ONU. El 70% de su población, de 21 millones de habitantes, enfrenta escasez de alimentos.

afp_tickers

 AFP internacional