La República Democrática del Congo (RDC), que el domingo elige al sucesor del presidente Joseph Kabila, es un país inestable de África central y uno de los más pobres del mundo, a pesar de su gran potencial minero.

- Estado continente -

De un tamaño equivalente a 80 veces Bélgica, expotencia colonial, la República Democrática del Congo es el país más grande de África central, con unos 81,3 millones de habitantes (Banco Mundial, 2017), en su mayoría católicos.

Comparte frontera con nueve países: Congo-Brazzaville, República Centroafricana, Sudán del Sur, Uganda, Ruanda, Burundi, Tanzania, Zambia y Angola. Posee una pequeña franja marítima de 35 km sobre el océano Atlántico.

- Guerras regionales -

El Congo belga se independizó en 1960, bajo el liderazgo del presidente Joseph Kasa-Vubu y el primer ministro Patrice Lumumba.

En 1961, Lumumba murió asesinado. En 1965, Kasa-Vubu fue derrocado por Mobutu, que rebautizó al país como Zaire y gobernó con mano férrea hasta 1997, año en el que él fue derrocado a su vez por Laurent-Désiré Kabila, que dio un nuevo nombre al país: República Democrática del Congo.

El país quedó devastado por dos guerras regionales (1996-1997 y 1998-2003). Ambas comenzaron en Kivu (Este) con rebeliones que se extendieron con la implicación de hasta siete países africanos.

- Crisis política -

En 2001, Joseph Kabila sucedió en el poder a su padre asesinado. Fue elegido presidente en 2006 en las primeras elecciones libres desde la independencia y reelegido en 2011, en comicios marcados por la violencia y fraudes.

En 2015, la perspectiva de que Kabila siguiera en el poder más allá de este mandato desató manifestaciones que se saldaron con decenas de muertos.

A finales de 2016, un acuerdo político le permitió quedarse hasta las elecciones previstas para finales de 2017 pero que se aplazaron hasta finales de 2018.

Las autoridades reprimieron duramente varias manifestaciones que pedían su dimisión.

- Crisis de seguridad y humanitaria -

A pesar de la presencia de la mayor misión de la ONU, la MONUSCO (17.000 soldados), el país es escenario de numerosos conflictos.

Se estima que hay más de un centenar de grupos armados en Kivu (Este).

Los rebeldes ugandeses musulmanes de la ADF siembran el terror en la región de Beni y se les acusa de haber matado a cientos de civiles y a unos 15 cascos azules.

El ejército se enfrenta también a la milicia congoleña Yakutumba en Kivu del Sur.

Kasai (centre) se sumió en la violencia en septiembre de 2016 después de que las fuerzas de seguridad mataran al jefe de una comunidad. Este conflicto causó más de 3.000 muertos, entre ellos dos expertos de la ONU, y 1,4 millones de desplazados.

La violencia entre distintas comunidades también alcanzó a Ituri (nordeste) y Tanganyika (sureste).

En marzo de 2018 la ONU contabilizó 7,7 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria.

La República Democrática del Congo también sufrió epidemias de ébola y cólera que causaron cientos de muertos.

- Riqueza minera -

Este país, "uno de los más pobres", podría, según el Banco Mundial (BM), convertirse en uno de los más ricos del continente si superara la inestabilidad política, gracias a la riqueza minera.

Es el principal productor de cobalto, indispensable para los teléfonos móviles, que acaba de ser declarado "mineral estratégico". Y su suelo también alberga oro, cobre, diamantes, hierro, níquel, manganeso, bauxita, uranio, estaño, coltán...

En 2017 el crecimiento fue del 3,7%, según el Banco Mundial.

El país ocupa el puesto 176º sobre un total de 188 en el índice de desarrollo humano y el 161º sobre 180 por el índice de percepción de la corrupción (Transparencia Internacional).

- Creatividad artística -

La República Democrática del Congo es un vivero de creatividad artística. Es el reino africano de la rumba y cuenta con cantantes muy conocidos en el continente como Papa Wemba, fallecido en 2016, o Koffi Olomidé. También destaca en fotografía, pintura y escultura.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes