AFP internacional

La candidata a la presidencia de Estados Unidos Hillary Clinton en un acto de campaña en la Universidad del Sur de Florida el 6 de setiembre de 2016 en Tampa en Estados Unidos

(afp_tickers)

Los candidatos Hillary Clinton y Donald Trump elevaron el martes el tono de sus declaraciones en la recta final de la campaña para las elecciones presidenciales de noviembre en EEUU, una carrera que se disputa voto a voto.

Trump es un "demagogo" con un "temperamento inadecuado" para ser presidente y su campala es un "largo insulto", afirmó Clinton durante un mitin en Tampa, Florida, un estado clave que podría decantarse para cualquiera de los dos candidatos.

Su rival también lanzó sus calificativos. Trump dijo durante un acto público en Virginia que Clinton es "un desastre", así como es "desastroso" el acuerdo que Estados Unidos y varios países firmaron con Irán por su política nuclear.

"Hillary claramente se ha inclinado a la izquierda", dijo el millonario devenido en candidato, como resultado de la disputa interna que mantuvo con el senador Bernie Sanders en las primarias demócratas.

Fiel a su estilo, Trump criticó la "estupidez" de numerosas decisiones adoptadas por Clinton cuando era secretaria de Estado (2009-2013), y que en su opinión contribuyeron al surgimiento del grupo radical yihadista Estado Islámico.

Cuando restan dos meses para las presidenciales, la candidata demócrata dijo que el magnate republicano tiene "algo que esconder" al negarse a mostrar sus declaraciones de impuestos, y está "completamente equivocado" si piensa que a nadie le importa esa información.

"Yo creo que es un asunto fundamental sobre el que tendremos que hablar de una forma o de otra en los próximos 62 días, porque claramente tiene algo que esconder", dijo Clinton a los periodistas durante el vuelo a Florida.

- Cabeza a cabeza -

La subida de tono de los ataques de los candidatos ocurre cuando varios sondeos muestran que las distancias entre ambos se han reducido considerablemente.

Una encuesta divulgada en la jornada por la televisión CNN muestra a Trump con una leve ventaja sobre Clinton (45% a 43%). En cambio, un sondeo difundido por NBC News y realizado entre electores registrados muestra a Clinton por delante, con una respetable ventaja de 48% a 42%.

Para añadir más confusión al ambiente, el periódico The Washington Post detalló un sondeo que muestra a Clinton por delante de Trump, en lo que atañe a una proyección de cantidad de votos en el colegio electoral que elegirá al próximo presidente estadounidense.

Trump y Clinton tienen ahora unas tres semanas para prepararse para una serie de tres debates, que son aguardados como la coronación de una campaña que tuvo momentos de estrépito y declaraciones fuera de tono.

- Alérgica a Trump -

El lunes, Clinton y Trump utilizaron el festivo nacional por el Día del Trabajo para actos de campaña. Pero este martes, Clinton señaló a periodistas que se sentía "mejor" después de un fuerte ataque de tos que sufrió en Cleveland (Ohio, norte), y que según dijo se debía a una alergia.

Sin esconder la ironía, Clinton comentó con periodistas que por sobre todo el acceso de tos obedeció a una "alergia a Trump".

Por su parte, Trump criticó ásperamente a los grandes medios estadounidenses de prensa por no haber investigado debidamente lo ocurrido con Clinton.

Esos medios de prensa "jamás cubrieron el enorme ataque de tos que tuvo Hillary (Clinton), cuando se trata de la información número uno" en las redes sociales.

Desde hace varias semanas, Trump insiste en sus declaraciones que Clinton no está en condiciones de salud para asumir la presidencia estadounidense.

En general, en esta fase de la campaña los dos candidatos se concentran en los estados en que sus partidos son tradicionalmente fuertes, como forma de garantizar los votos que otorgan al colegio electoral.

Clinton estrenó el lunes un avión de su campaña e invitó a periodistas a bordo. La aspirante presidencial era objeto de cerradas críticas por parte de Trump y de la prensa estadounidense por no conceder conferencias de prensa en los últimos nueve meses. En contrapartida, Trump también invitó a periodistas el lunes a su avión particular para responder a preguntas.

afp_tickers

 AFP internacional