Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en una conferencia en Washington, el 3 de noviembre de 2016

(afp_tickers)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció el sábado un acuerdo preliminar con Ucrania para concederle una nueva ayuda, que podría ser desembolsada en la primera mitad del año.

"Los representantes del FMI alcanzaron un acuerdo con las autoridades ucranianas para la actualización del Memorando de Políticas Económicas y Financieras", afirmó el jefe de la misión del Fondo, Ron van Rooden, mediante un comunicado.

El acuerdo actualiza las condiciones de la reforma económica y financiera del país europeo y "allana el camino" para una tercera revisión de la línea de crédito "en la segunda mitad de marzo", agregó.

Ucrania consigue así acceder a una línea de 1.000 millones de dólares y no un monto inferior, como se había negociado en meses previos.

Además, el gobierno lo ha logrado sin tener que aumentar la edad de jubilación de su población activa, como temía en un principio. Diputados ucranianos se oponían fuertemente a esa medida para evitar un voto de protesta del electorado.

Generalmente, el FMI lleva a término los acuerdos preliminares y entrega la ayuda una vez que se han cerrado todos los detalles. En el caso de Ucrania, ha estado aplazando la entrega por las reticencias de Kiev a imponer nuevas medidas de austeridad.

El acuerdo llega con mucho retraso: de los 17.500 millones de dólares concedidos al país en la primera mitad de 2015, este solo ha recibido 7.300 millones.

- Guerra y estancamiento -

Este retraso en los pagos ha obligado al gobierno pro-occidental a aumentar la presión legislativa y aprobar iniciativas como la subida de la factura de los servicios públicos, hasta entonces subsidiados.

El país ha fracasado repetidamente en su intento de lanzar un plan de privatizaciones que cubra el agujero en las cuentas públicas.

Los intentos de vender terrenos estatales también se han encontrado con la resistencia de los nacionalistas y sus aliados, que suponen un importante contingente en el parlamento.

Pero por otro lado, el asesoramiento del FMI ha ayudado al país a salir de la fuerte recesión de 2014-215, que hizo caer su economía un 17%, al tiempo que la inflación anual alcanzaba el 50% en los peores momentos.

El Fondo no ofreció detalles sobre las concesiones hechas por Kiev en esta ronda para llegar al acuerdo preliminar.

Ucrania está luchando una batalla en varios frentes, al mismo tiempo contra el estancamiento económico y contra la insurgencia prorrusa en el este del país, un conflicto que se ha cobrado más de 10.000 vidas.

El enfrentamiento que dura casi tres años se encuentra en un punto muerto y tiene pocos visos de lograr una resolución a corto plazo.

Pero pese a ello, la economía de uno de los países más pobres de Europa creció cerca de un 1% el año pasado y en 2017 podría alcanzar el 2,2%.

AFP