Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"La revolución en marcha hace temblar a El Cairo"

Egipto, en los titulares de la prensa suiza.

Egipto, en los titulares de la prensa suiza.

(swissinfo.ch)

En desafío al toque de queda, los manifestantes pasaron otra noche en el centro de El Cairo con la promesa de no moverse hasta la salida del Presidente Hosni Mubarak, cuya suerte depende ahora del ejército. La prensa suiza comenta la agitación que, después de Túnez, reina en Egipto.

 “El régimen egipcio sacudido” (Neue Zürcher Zeitung), “Hosni Mubarak juega contra reloj” (La Liberté), “El ejército, el árbitro incierto” (Le Temps), “El difícil dilema para Obama” (24 Heures / Tribune de Genève), estos títulos resumen las múltiples facetas de los acontecimientos que sacuden al país de los faraones.

Sid Ahmed Hammouche, enviado especial de la Liberté a El Cairo, confirma que “la ciudad está en manos de sus habitantes desde el viernes”, con “barricadas improvisadas bloqueando el tráfico, custodiadas por decenas de vecinos”.

Por otra parte y mientras que el Gobierno de Suiza recomienda a sus ciudadanos que viven en Egipto salir “temporalmente” del país y desaconseja a los viajeros elegir ese destino, Le Matin alude a “los turistas que huyen de Egipto” en masa.

En respuesta al cotidiano, Hafid Ouardiri, ex portavoz de la mezquita de Ginebra, dijo que los saqueadores que operan en Egipto “son gente cercana al poder” que está sembrando el terror para justificar su intervención.

“Naturalmente, esta situación es insostenible para los turistas, dice Ouardiri, pero su evacuación responde a los designios del dictador, ya que otorga una dimensión internacional a su mensaje”.

Tages Anzeiger afirma igualmente que Mubarak ordenó a la policía efectuar pillajes para “empañar la imagen de la rebelión”. Si el ejército tuviera que tomar el poder, tarde o temprano tendría que preguntarse si el ex presidente tendría que ser evacuado por vía aérea al extranjero o llevarlo a donde tendría que estar desde hace mucho tiempo: “ante la justicia”, concluye el cotidiano de expresión alemana.  

“Sucedió algo enorme”

La Liberté publica este lunes una entrevista con Tewfik Aclimandos, investigador del Colegio de Francia, que reconoce que la crisis es la más grave que Egipto haya tenido. “Sobre el papel, el régimen puede mantenerse. Empero, en la realidad, algo enorme sucedió desde la revolución de Túnez  y es que cayó el muro del miedo”, dijo el especialista en Historia de Egipto.

El Neue Zürcher Zeitung publica un perfil del nuevo vicepresidente, Omar Suleiman, “eminencia gris de El Cairo”. Nacido en 1935, no es solamente un miembro de la generación de Mubarak, sino también, como jefe de inteligencia, un cercano colaborador.

El periódico de Zúrich no se sorprende de que este hombre, al que Israel reconoce “honestidad, inteligencia y energía”, se haya convertido en número dos del régimen, sobre todo porque “su carrera y su ambición lo predestinaban”. Por tanto, es claramente un intento del régimen por mantener el control sobre “una transición democrática exigida por los estadounidenses”.

El ejército, el “árbitro incierto” ...

Le Temps se refiere igualmente a la opción que tomará el ejército, este “árbitro incierto”. “Ahora que (los manifestantes) han demostrado su fortaleza, a costa de un centenar de muertos, el nombramiento de dos generales veteranos a los puestos de primer ministro y vicepresidente no responde a sus aspiraciones de cambio (…) Tendrá que sacrificar a Mubarak para preservar el sistema del que vuelve a ser garante”, señala el diario de expresión francesa.

 24 Heures/ La Tribune de Genève se refiere a otro elemento desconocido, la actitud de Estados Unidos. Al destacar que Washington no ha abandonado abiertamente a Mubarak, el periódico señala que “la perspectiva de un Egipto sin su presidente autocrático, sin embargo, sería preocupante para el gobierno de Obama que se apoyó en él durante el conflicto israelo-palestino y proporcionó una ayuda militar a mil 300 millones de dólares a El Cairo en 2010”.  

 ... Y el desconocido estadounidense  

La revuelta egipcia pone a Washington frente a un “dilema fundamental”,  agrega por su parte el Corriere del Ticino. “Entre la defensa de los principios democráticos y la pérdida de un aliado tan fiable como Egipto, el margen es estrecho”.

En otras palabras, “abandonar a Mubarak equivaldría a saltar al vacío”, dice el diario en lengua italiana, especialmente porque “las formaciones radicales islamistas podrían sacar provecho de la inestabilidad y transformar las intenciones de los manifestantes en una trampa trágica”.

Suiza en Egipto

Expatriados. El Ministerio suizo de Exteriores (DFAE) “recomienda a los ciudadanos suizos en Egipto salir del país temporalmente por los medios de transporte existentes e informar a la Embajada de Suiza en El Cairo de su salida”.

1574 suizos están registrados en la Embajada de Suiza en El Cairo, según el DFAE.

Turistas. “Se ruega a los turistas de visita en Egipto ponerse en comunicación con las agencias de viaje o las compañías aéreas que proporcionan información sobre los enlaces aéreos”, solicitó el ministerio.  

Fin del recuadro

CRONOLOGÍA

25 de enero: inicio de las manifestaciones contra el régimen del presidente Hosni Mubarak, en el poder desde 1981.

Sacrificios. Este movimiento fue precedido de cinco casos de inmolación por fuego, mortal uno de los cuales.  

ElBaradei. El 27 de enero, el ex director general de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA),  Mohamed ElBaradei, viaja desde Austria a  Egipto después de declarar que era hora de que Mubarak partiera.  

Al menos 125 muertos y miles de heridos es el primer balance de los violentos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes.

Toque de queda. Un toque de queda fue establecido en El Cairo, Alejandría y Suez, pero no ha sido observado por los manifestantes que mantineen sus manifestaciones en las calles.

Promesas. Mubarak prometió reformas y anunció el nombramiento de un nuevo primer ministro y la creación del cargo de vicepresidente, otorgado al Jefe de Información.

Fin del recuadro


Traducción, Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch


Enlaces

×