Navigation

"Suiza y el federalismo son inseparables"

Joseph Deiss durante su discurso de apertura de la sesión plenaria. Keystone

El jefe de la diplomacia helvética, Joseph Deiss, destaca la importancia del federalismo en la política exterior del país.

Este contenido fue publicado el 29 agosto 2002 - 10:39

"Queremos compartir nuestra experiencia con el mundo", declaró en la Conferencia sobre Federalismo en San Gall.

Ante un heterogéneo y colorido grupo de participantes procedente de 58 países, el ministro suizo de Asuntos Exteriores dio inicio este miércoles (28.08.) a una nutrida segunda sesión plenaria en la Conferencia de Federalismo.

Entre otros aspectos, Joseph Deiss subrayó que, sin su sistema federal, Suiza sería un país diferente. El federalismo, señaló, es un concepto de enorme éxito, por eso esta conferencia sobre federalismo es la conferencia del año en Suiza.

El hecho de que este evento tenga lugar en San Gall y no en la capital federal Berna, es ya una expresión del convencimiento de Suiza sobre el federalismo, remarcó.

Papel de los cantones

Deiss destacó que es coherente una amplia integración de los cantones en el proceso de formación de opinión, decisión y actuación, sea con la nueva Constitución Federal de 1999, sea con una ley sobre la participación de los cantones en la política exterior de la Confederación.

Esa ley, en vigor desde el 2000, persigue, según afirmó, los siguientes objetivos:

Garantizar la participación de los cantones en la política exterior; mantener informados a los gobiernos cantonales sobre los asuntos de política exterior; tener en cuenta los intereses cantonales en la preparación y aplicación de decisiones en política exterior; defender las competencias cantonales afectadas por las conclusiones de acuerdos bilaterales o multilaterales y, por último, incrementar la aceptación de la política exterior en los cantones.

Aportes a los procesos de paz

El federalismo como instrumento de Suiza en política de paz, se plantea a partir de la experiencia de Suiza con el federalismo, y por tanto, se asume que el país es capaz de hacer grandes aportes en diferentes procesos de paz.

Deiss ilustró este aspecto con los ejemplos de algunas contribuciones helvéticas en Somalia, Sri Lanka, Sudán y Chipre.

Descentralización y desarrollo

En cuanto a la descentralización, el ministro suizo de Exteriores subrayó cuatro ventajas: fortalece el desarrollo democrático; se puede adaptar a las condiciones y necesidades locales; protege mejor los derechos de las minorías; es más eficiente.

Para concluir, Deiss, trajo a colación una frase de Napoleón: "Una serie de hechos afortunados me han persuadido para liderar el gobierno francés, pero todavía me considero incapaz de gobernar a los suizos."

"Suiza aún existe, y existe en paz y prosperidad. No se lo debemos a un César ni a un emperador sino al federalismo, y queremos compartir nuestra experiencia con el mundo", puntualizó al cierre de su discurso Joseph Deiss.

Marina Gartzia, San Gall

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.