Navigation

¿Quién remplazará a Corbyn al timón del Partido Laborista británico?

Jeremy Corbyn frente a su domicilio, el 17 de diciembre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 18 diciembre 2019 - 13:51
(AFP)

Tras llevar al Partido Laborista británico a su peor derrota electoral desde los años 1930, su líder, Jeremy Corbyn, un exsindicalista septuagenario surgido de la izquierda radical, anunció que dejará el cargo que ocupa desde 2015.

Éstos son algunos de los posibles candidatos a sucederlo:

- Keir Starmer -

El abogado Keir Starmer, de 57 años, es desde hace tres responsable para el Brexit en el seno de la principal fuerza de oposición, utilizando su experiencia jurídica para pedir regularmente cuentas al gobierno.

Es una figura popular entre los laboristas de centro o favorables a la permanencia dentro de la Unión Europea. Pero, considerado mucho más centrista que Corbyn, es menos apreciado por los miembros del partido, en su mayoría jóvenes que llegaron atraídos por las propuestas de izquierda radical de su actual líder.

Intentado ganarse a los militantes del ala más izquierdista, el miércoles calificó de "realmente importante" el "radicalismo" de Corbyn, y llamó a no darle la espalda tras la derrota en las legislativas.

Starmer podría tener también en su contra el hecho de que el Partido Laborista no haya tenido nunca a una mujer como líder y ahora surjan numerosas competidoras capacitadas.

- Rebecca Long-Bailey -

Diputada de 40 años, Rebecca Long-Bailey es la principal rival de Starmer. Responsable laborista en los temas relacionados con las empresas y la energía, esta colaboradora cercana de Corbyn es considerada su heredera natural.

Surgida de una familia obrera, su padre era estibador en Mánchester, en el noroeste de Inglaterra, sus orígenes sociales y geográficos podrían impulsarla frente al electorado tradicional del partido al tiempo que conservaría el apoyo de los "corbynistas".

- Angela Rayner -

Angela Rayner, de 39 años, formó parte del círculo de Corbyn durante tres años tras su elección como líder en 2015. Ahora se describe a sí misma como perteneciente a la "izquierda moderada" del Partido Laborista.

Su pasado de "mujer hecha a sí misma" despierta a menudo admiración: tras dejar la escuela sin graduarse a los 16 años y embarazada, ascendió a un alto cargo de responsabilidad sindical en la administración pública.

"La gente me subestima", afirmaba Rayner al diario izquierdista The Guardian en 2012. "Soy una joven guapa, pelirroja, y todo el mundo espera que sea tonta cuando hablo en una reunión por primera vez".

Según los medios británicos, esta diputada, responsable de los temas de educación dentro del partido, está considerando una alianza con Rebecca Long-Bailey.

- Emily Thornberry -

Encargada de las Relaciones Exteriores en el seno de la oposición, Emily Thornberry, de 59 años, una diputada que no se muerde la lengua, es popular entre el ala del partido favorable a permanecer en la Unión Europea.

Provocó una polémica en 2014 al tuitear la foto de una casa con tres banderas inglesas en una circunscripción obrera. Esto le valió ser acusada de condescendencia con el supuesto nacionalismo de las clases trabajadoras.

El incidente la llevó a renunciar a sus responsabilidades dentro del partido, antes de volver a la cúpula unos años más tarde.

- Jess Phillips -

Jess Phillips, de 38 años, fue elegida diputada en 2015, después de haber trabajado con refugiados y víctimas de la violencia de género.

Rápidamente se convirtió en una voz fácilmente reconocible de la oposición, con sus apasionados discursos y su característico acento de los West Midlands, región del centro de Inglaterra.

Lejos de ser próxima a Corbyn -una vez bromeó diciendo que podía "apuñalarlo en la frente"- podría ser una buena sustituta de ruptura.

Phillips sabe cómo jugar hábilmente con su imagen mediática: a menudo es mostrada de manera positiva por medios de diferentes tendencias y es una de las diputadas con mayor visibilidad en Twitter.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.