Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El actor estadounidense Christopher Lloyd el 2 agosto de 2007 durante una ceremonia en Universal City, Estados Unidos

(afp_tickers)

Bienvenidos al futuro. Hoy, 21 de octubre de 2015, aterrizaron el ingenioso profesor Doc Brown y Marty McFly en su coche del tiempo DeLorean en la mítica trilogía futurista, una fecha celebrada por miles de personas.

El mundo tal y como lo imaginó el director Robert Zemeckis, con patinetas voladoras, zapatos que se anudan solos y vehículos voladores, parecía algo muy lejano cuando "Volver al futuro II" se estrenó en 1989.

El film cuenta cómo Marty, un adolescente de una pequeña ciudad estadounidense en la década de 1980 interpretado por Michael J. Fox, viaja por distintas épocas en una máquina del tiempo creada por Doc Brown, encarnado por Christopher Lloyd.

Las celebraciones en todo el mundo incluyeron desde maratones a concursos de disfraces. Todo valió para homenajear a dos de los personajes más queridos del cine.

La fiesta fue especialmente emotiva en Burbank, una localidad cercana a Los Ángeles donde está el famoso Burger King ante el que pasó incontables veces Marty subido a su patineta.

El estacionamiento se convirtió en una pasarela improvisada donde unos 200 fanáticos mostraron sus disfraces y compartieron sus escenas preferidas de la trilogía. Otros se hicieron fotografías con tres réplicas del famoso DeLorean.

El que más llamó la atención fue Toby Fulp, un entusiasta de 38 años que portaba en la cabeza el invento de Doc Brown para leer la mente de los demás.

"Nunca pensé que este día llegaría, pero ahora que está aquí me doy cuenta de que se han cumplido muchas cosas" que Marty deseaba, contó a la AFP.

Josh Badulis, de 25 años, tampoco quiso perderse este encuentro de fans. Acudió vestido exactamente igual que cuando el protagonista llega al 2015: cazadora granate y verde, camiseta roja, jeans y zapatillas Nike, sin olvidar la famosa gorra.

"¿Qué pasará ahora?", se preguntó. "Todo quedará en el pasado, pero el futuro todavía no se ha escrito".

- Un guión fantástico -

Fox se convirtió en último minuto en Marty McFly.

Zemeckis y Steven Spielberg, productor de la cinta, contrataron a Eric Stoltz para el papel, pero tras varias semanas rodando fue apartado. El actor acabó interpretando a un conductor anónimo.

"Leí el guión, pensé que era fantástico, y luego me encontré en el estudio grabando con llamas bajo las piernas. Fue una experiencia increíble", recordó el protagonista durante una entrevista con el programa Today de la cadena estadounidense NBC.

Lloyd destacó de su lado la buena sintonía que tuvo con Fox durante la grabación, clave para el éxito de la trilogía que ha recaudado casi 1.000 millones de dólares.

"La química surgió desde el momento en que pisamos el estudio", afirmó el legendario Doc Brown.

El presidente estadounidense Barack Obama también se unió a las celebraciones, deseando desde Twitter "feliz día 'Volver al futuro'".

"¿Han pensado alguna vez que vivimos en el futuro que siempre soñamos? Es impresionante", preguntó a la tuitosfera.

- En Latinoamérica también -

Los fans latinoamericanos también organizaron maratones en cientos de cines para ver una vez más la trilogía.

En una sala de Rio se juntaron decenas de "Martys", "doctores Brown" y hasta la mujer pidiendo dinero para salvar la torre del reloj para participar en el evento "Regreso al presente".

Los espectadores disfrutaron además del tráiler de "Tiburón 19", creado especialmente por el estudio Universal.

El Niceto Club de Buenos Aires, lugar habitual para conciertos de grupos alternativos, alargará la fiesta hasta el jueves con un segundo día de proyección ante la alta demanda.

El periódico argentino Nuevo Diario colgó en su sitio una portada ficticia en la que se ve a McFly frente al obelisco de la capital. "Microcentro: joven dice que llegó del pasado", apunta el titular.

Los fanáticos de Santiago vieron de su lado uno de los DeLorean que se construyeron para la película.

Entre tanta celebración, una anécdota pasó desapercibida fuera de Estados Unidos.

En la segunda entrega de la saga, el equipo de béisbol Chicago Cubs gana la Serie Mundial de 2015. Para sorpresa de muchos, este año está en los playoffs, a un paso de lograr el campeonato que ganó por última vez en 1908.

AFP