Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos soldados israelíes patrullan una calle de Naplusa, en Cisjordania, el 3 de octubre de 2015, en el marco de la operación de búsqueda de los asesinos de un matrimonio de colonos judíos

(afp_tickers)

El ejército israelí continuaba este sábado su búsqueda de los asesinos de un matrimonio de colonos en Cisjordania ocupada, donde dejó 10 palestinos heridos de bala durante una operación en Naplusa, según fuentes médicas y policiales palestinas.

Como ocurre en cada operación militar israelí, varios palestinos protestaron y se produjeron altercados. Unos jóvenes lanzaron piedras contra los soldados israelíes, que respondieron con disparos de balas de goma, granadas lacrimógenas y balas reales. Esos enfrentamientos continuaron hasta el final de los registros del ejército, comprobó un fotógrafo de la AFP.

Según la Media Luna Roja palestina, "10 personas fueron alcanzadas por balas en las piernas y en el vientre" y "cuatro personas resultaron heridas tras haber recibido golpes".

La violencia comenzó, según la policía palestina, cuando "decenas de soldados israelíes llegaron a bordo de vehículos militares sobre las 02H00 de la mañana (viernes a las 23H00 GMT) en el barrio de Dahiyeh, en el este de Naplusa", cerca del lugar en el que la pareja de colonos murió tiroteada el jueves. Los soldados "detuvieron a ocho personas y llevaron a cabo registros, entrando por la fuerza en las casas y causando daños", añadió la misma fuente.

Cisjordania, donde viven 2,8 millones de palestinos y cerca de 400.000 colonos israelíes, y Jerusalén Este, la parte palestina de la ciudad anexionada por Israel, atraviesan un periodo de fuertes tensiones. Desde el asesinato del matrimonio judío el jueves, el ejército ha multiplicado los arrestos y los registros y varios colonos incendiaron árboles y un coche, dejando escrita la palabra "venganza" en paredes.

AFP