Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un comerciante vende tazas con imágenes de los presidentes sirio, Bashar Al Asad (i), y ruso, Vladimir Putin (d), y el líder del movimiento chiita Hezbolá, Hassan Nasralá, en el mercado Hamidiyeh de Damasco el 26 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Al menos 18 civiles murieron este domingo y más de 40 resultaron heridos por unos bombardeos "probablemente rusos" en la ciudad de Ariha, en el noroeste de Siria, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Unos bombardeos "probablemente rusos" tuvieron como blanco Ariha, en la provincia de Idleb, controlada por el Ejército de la Conquista, una coalición de grupos rebeldes, dijo a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH. Esta coalición que comprende sobre todo la rama siria de Al Qaida, el Frente Al Nosra, combate contra las fuerzas prorrégimen que tratan de ganar terreno en esta provincia.

Muchos de los heridos están en "estado crítico" tras los bombardeos, que causaron importantes daños en varias zonas residenciales, dijo Abdel Rahman.

El Ejército de la Conquista tomó el control de Ariha en mayo, tras unos violentos combates con las fuerzas del régimen de Bashar Al Asad.

Rusia, aliada de Asad, lanzó el 30 de septiembre una campaña aérea en Siria, afirmando tener como blanco el Estado Islámico y otros grupos "terroristas", pero los grupos rebeldes opositores acusan a Moscú de concentrarse sobre todo en atacarlos a ellos.

AFP