AFP internacional

Mahmud Abas (izq) y Donald Trump se dan la mano durante una comparecencia conjunta en la Casa Blanca, el pasado 3 de mayo en Washington

(afp_tickers)

El presidente palestino, Mahmud Abas, anunció este martes que Donald Trump visitará "pronto" los Territorios Palestinos y se declaró dispuesto a reunirse con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, bajo su auspicio.

El mandatario estadounidense aceptó la invitación palestina de ir a los Territorios durante el viaje de Abas a Washington la semana pasada, "y ahora esperamos su visita pronto en Belén", dijo.

Trump anunció el jueves que viajaría a finales de mayo a Israel, en el marco de una gira que lo llevará también a Arabia Saudí, Bruselas, Italia y el Vaticano. Pero no mencionó una visita a los Territorios Palestinos.

Durante la reunión con Trump la semana pasada, "le dijimos que estábamos dispuestos a colaborar con él y a reunirnos con el primer ministro israelí bajo su patrocinio para construir la paz", agregó Abas en declaraciones en Ramala, en la Cisjordania ocupada por Israel, junto al presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier.

Abas y Netanyahu no han mantenido ninguna reunión directa sustancial desde 2010. Los esfuerzos para resolver uno de los más antiguos conflictos del planeta están bloqueados desde 2014, cuando fracasó la última iniciativa diplomática estadounidense.

Trump, que presume de su pasado de hombre de negocios, ha anunciado en varias ocasiones su voluntad de presidir un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos. Sus predecesores en la Casa Blanca no lo lograron.

La ocupación de Cisjordania y Jerusalén este por Israel alcanza este año el medio siglo. Los expertos concuerdan en afirmar que israelíes y palestinos nunca estuvieron tan lejos de sellar la paz. Las dos partes se acusan mutuamente de la ausencia de diálogo.

- Urgencia -

En su visita a Washington, Abas comunicó a Trump el compromiso palestino "a favor de una paz basada en la justicia, y cuya referencia sean las resoluciones internacionales y la solución con dos Estados", es decir la creación de un Estado palestino junto a Israel, informó el presidente palestino este martes.

El mismo debe ser un Estado "soberano con las fronteras de 1967 y con Jerusalén este como capital", repitió Abas. La administración Trump, en el cargo desde enero, multiplicó los contactos para reanimar el moribundo proceso.

"Lo lograremos", había proclamado el presidente estadounidense en ocasión de la visita de Abas la semana pasada. "Es quizás menos difícil de lo que la gente piensa desde hace años", dijo.

Trump se propuso como "mediador", "árbitro" o "facilitador", le queda no obstante aclarar cómo cuenta hacerlo.

Al recibir a mediados de febrero a su "amigo" Netanyahu, Trump sembró dudas al afirmar que "la solución con dos Estados" no era la única posible, rompiendo con un principio de referencia defendido desde hace años por la comunidad internacional y todos los presidentes estadounidenses anteriores, demócratas o republicanos.

El presidente alemán, que visitaba los Territorios Palestinos luego de un viaje a Israel, recordó su apego a una solución con dos Estados.

"Desde nuestro punto de vista, no hay otra solución negociable", insistió, subrayando que "es urgente implementar las propuestas" para concretar esta opción.

"La urgencia de la situación, el tiempo que pasa y los cambios observados en el terreno hacen imperativo que el próximo intento sea exitoso", dijo.

AFP

 AFP internacional