Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logotipo del banco italiano Monte de Paschi di Siena, el 19 de enero de 2016 en la ciudad de Milán

(afp_tickers)

La Comisión Europea y el Gobierno italiano llegaron a un acuerdo para salvar el Banco Monte dei Paschi di Siena (BMP), una buena noticia para el frágil sector bancario italiano.

El acuerdo, que se esperaba desde hace seis meses, cuenta con un plan de reestructuración, y alivia los temores del sector ante la posible quiebra del tercer banco de Italia.

"Esta solución es un paso adelante positivo para el BMPS y el sector bancario italiano", estimó en un comunicado la comisaria europea de la Competencia, Margrethe Vestager.

Para la guardiana de las reglas de la competencia en la UE, esta decisión "permitiría a Italia inyectar capital en BMPS como medida de precaución, de acuerdo con las normas de la UE, mientras que limitaría la carga para los contribuyentes italianos".

- Eliminar puestos -

Contactado por la AFP, el BMPS rechazó realizar cualquier comentario.

El banco toscano, que registró pérdidas netas por un monto de 3.240 millones de euros en 2016, está considerado como el punto débil del sistema bancario italiano, especialmente a causa del peso de los préstamos dudosos.

Tras no conseguir en diciembre recaudar en los mercados los 5.000 millones de euros que necesitaba para recapitalizarse, el banco se ha visto obligado a beneficiarse de un rescate público, a través de un procedimiento de "recapitalización preventiva".

Según el plan propuesto por el Gobierno, Italia debería inyectar unos 6.600 millones de euros: 4.600 directamente y otros 2.000 para compensar las pérdidas de los inversores individuales.

Como quería Roma, el principio de acuerdo alcanzado con Bruselas prevé un mecanismo que permita compensar a los pequeños ahorristas, quienes compraron obligaciones sin que se los advirtiese de los riesgos.

Gracias a este procedimiento de "recapitalización preventiva", Bruselas puede realizar una excepción a las reglas aprobadas tras la crisis financiera de 2008, cuyo objetivo es evitar que los contribuyentes se vean obligados a salvar a las entidades bancarias en dificultades.

Bruselas subrayó que Italia deberá notificar todavía su plan final de reestructuración, "incluidos los compromisos (...) sobre cómo aplicar el plan". "En base a ello, la Comisión adoptará su decisión formal con arreglo a las reglas de la UE en materia de ayudas estatales".

Según la prensa italiana, el plan de reestructuración podría traducirse por la supresión de unos 5.000 puestos de trabajo sobre un total de 25.000.

El banco también deberá ceder 26.000 millones de euros de préstamos dudosos "para reducir los riesgos en su balance", precisó la comisión.

A pesar de los intentos para rescatarla, con el anuncio de la eliminación de 2.450 puestos de trabajo y el cierre de una cuarta parte de sus agencias, BMPS no había logrado en diciembre pasado recuperar los cinco mil millones de euros que necesitaba.

Los bancos italianos estuvieron en el ojo del huracán el año pasado, sus acciones cayeron en picado en el mercado de valores, pero la situación se superó gradualmente.

El acuerdo sobre BMPS es un paso en la dirección correcta después de la fusión entre Banco Popolare y BPM, y la reestructuración importante de Unicredit, que logró un aumento de capital de 13 mil millones de euros.

Sin embargo, persiste la preocupación en torno a otras instituciones más pequeñas, especialmente los bancos Popolare di Vicenza y Veneto Banca, con problemas y que desean fusionarse.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP