Navigation

Acusado de asesinar a su exesposa, primer ministro de Lesoto ante la justicia

Thomas Thabane, en Pretoria el 19 de agosto de 2017. afp_tickers
Este contenido fue publicado el 24 febrero 2020 - 20:09
(AFP)

El primer ministro de Lesoto, Thomas Thabane, se presentó para sorpresa general este lunes ante la justicia de su país para responder a los cargos por el asesinato de su exesposa, que agitó al pequeño reino africano durante semanas.

Oficialmente en Sudáfrica desde el viernes pasado por "razones médicas", Thabane, de 80 años, se presentó inesperadamente este lunes ante un tribunal de la capital, Maseru, constató un periodista de la AFP.

Lo acompañaba su segunda esposa, Maesaiah Thabane, de 42 años, con quien se casó dos meses después de la muerte de la primera, y que también ha sido inculpada por ayudar e instigar el asesinato de su rival.

Tras una breve audiencia, el caso fue presentado ante el Tribunal Supremo de Lesoto sin que Thabane fuera acusado formalmente.

Su abogado, Qhalehang Letsika, argumentó que no podía serlo en tanto dirigiera el gobierno.

"Mi cliente no puede ser enjuiciado mientras ejerza su mandato pero tampoco está por encima de la ley", explicó, añadiendo, eso sí, que sus funciones actuales "le aseguran la impunidad".

La juez a cargo del dossier, Phethise Motanyane, acordó que esta situación es excepcional, por lo que decidió remitir el legajo al Tribunal Supremo.

"Debo reconocer que este expediente no tiene antecedentes en nuestro país", destacó.

La fecha de la audiencia en el Tribunal Supremo no ha sido anunciada.

Este caso desestabiliza a la cúpula de este pequeño país, un enclave en medio de la poderosa Sudáfrica, desde hace meses.

En realidad, estalló en enero, cuando el jefe de la policía reveló en un mensaje hecho público una llamada hacia el teléfono móvil del primer ministro desde el lugar del asesinato de su esposa.

Lipolelo Thabane, de 58 años, fue asesinada a tiros en junio de 2017, en Maseru, dos días antes de la investidura de su esposo en el cargo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.