Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un avión comercial de Airbus, operado por la aerolínea Swiss International, sobrevuela la localidad suiza de St. Moritz el 12 de febrero de 2017

(afp_tickers)

El gigante europeo de la aeronáutica Airbus registró en 2016 una bajada del 63% en su beneficio neto, hasta los 995 millones de euros, afectado en particular por una provisión de 2.200 millones de euros en relación al programa de transporte militar A400M.

La facturación de Airbus en 2016 aumentó en un 3%, situándose en 67.000 millones de euros, informó el grupo en un comunicado.

Los encargos produjeron 134.000 millones de euros, frente a los 159.000 millones de euros de 2015.

El valor total de la cartera de pedidos ascendía a los 1,06 billones de euros al 31 de diciembre de 2016.

Hasta el 31 de diciembre de 2016, se habían encargado al grupo 6.874 aviones comerciales, un "récord", según Airbus.

En cuanto a las perspectivas, el fabricante de aeronaves prevé más de 700 entregas de aviones comerciales en 2017, contra las 688 entregas del año anterior.

"Hemos cumplido con nuestros compromisos del año pasado en términos de rendimiento y de objetivos, salvo por el A400M que representó una carga total de 2.200 millones de euros en 2016", admitió el presidente ejecutivo Tom Enders, citado en el comunicado.

"Reducir los riesgos y reforzar la ejecución de este programa es absolutamente prioritario en 2017", agregó Enders.

Airbus entregó 17 aviones militares A400M en 2016, contra los 11 en 2015 y dos en lo que va de año.

La implementación del programa A400M registró varias complicaciones que se tradujeron en importantes sobrecostes y retrasos.

Además, estuvo marcada por un accidente en la primavera de 2015 en España, que se cobró la vida de cuatro de los seis miembros de la tripulación durante un vuelo de prueba cerca de Sevilla.

En el plano de la aviación comercial, Airbus entregó solo 49 unidades del A350 (largo alcance) de las 50 previstas.

En cuanto al A320 (medio alcance), Airbus consiguió aumentar el ritmo de entregas en el segundo semestre de 2016 tras los importantes retrasos de principios de año.

Airbus anunció en otoño de 2016 que suprimiría 1.164 puestos de trabajo en Europa, en el marco de una reestructuración del grupo para reducir costes.

AFP