Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer y un niño pasan junto a los restos de unas cabras muertas en un terreno seco cerca de Dhahar, en el noreste de Somalia, el 15 de diciembre de 2016

(afp_tickers)

Unas 110 personas murieron en el sur de Somalia entre el jueves y el viernes a consecuencia de la sequía, anunció el primer ministro somalí, Hasan Ali Khaire.

"Cerca de 110 personas murieron en las últimas 48 horas a causa de la sequía y de las diarreas severas provocadas por el agua en las regiones del sur de Somalia, especialmente en las regiones de Bay y Bakool", indicó en un comunicado publicado el sábado.

"Los somalíes, estén donde estén, deben salvar a sus hermanos necesitados, que morirán de hambre si no reciben ayuda. La principal tarea del Gobierno será ayudar a la gente afectada por la sequía", añadió.

Las autoridades locales del pueblo de Awdiinle, en la región de Bay, comunicaron que al menos 69 personas, en su mayoría niños y ancianos, fallecieron víctimas de las diarreas provocadas por el agua.

"No hay medicamentos y la enfermedad se ha convertido en epidemia (...) Es por culpa de la sequía, que provocó una penuria de agua. Necesitamos la ayuda de las agencias humanitarias", declaró por teléfono a la AFP un responsable local de ese pueblo, situado a 30 kilómetros de la capital regional, Baidoa.

Somalia decretó a finales de febrero el estado de "catástrofe nacional" por la sequía que golpea el país y amenaza a cerca de tres millones de personas, según las ONG.

Además, el país es, junto a Yemen y Nigeria, unos de los tres Estados africanos al borde de la hambruna, que ya se ha declarado en Sudán del Sur, donde afecta a 100.000 personas.

AFP