Al menos 12 personas, entre ellas tres niños, perdieron la vida este miércoles en la explosión de un coche bomba en Kabul, que causó heridas a una veintena de personas, según un nuevo balance del ministerio del Interior.

El atentado, llevado a cabo con "un minibús cargado de explosivos, tenía como objetivo un 4x4 de una empresa de seguridad extranjera llamada GardaWorld", dijo un portavoz del ministerio, Nasrat Rahimi.

"Doce personas, entre ellas tres niños, resultaron muertas, y veinte heridas, incluyendo a cuatro miembros de la sociedad GardaWorld", según otra portavoz, Marwa Amini.

El precedente balance era de siete muertos y diez heridos.

La explosión se produjo a las 07H25 (02H55 GMT) no lejos de la sede en la capital afgana del ministerio del Interior, aseguró Rahimi.

El atentado, perpetrado en plena hora punta, no había sido reivindicado todavía.

Este ataque se produce un día después del anuncio del presidente afgano, Ashraf Ghani, de liberar a tres prisioneros talibanes de alto rango en un aparente intercambio con dos profesores extranjeros, que permanecían secuestrados por insurgentes desde 2016.

Entre los tres prisioneros talibanes figura Anas Haqqani, hijo del fundador de la red Jalaludin Haqani, un importante brazo de la rebelión talibán y autor de numerosos ataques contra Kabul y sus aliados de la OTAN.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes