Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Joven yemení sostiene un arma frente a la mezquita de Al-Nour después de que fue blanco de un atentado suicida en la capital Saná, el 7 de octubre de 2015.

(afp_tickers)

Al menos trece personas que asistían a una boda murieron y otras 38 resultaron heridas en un bombardeo en Sanban, ciudad rebelde situada a un centenar de kilómetros al sur de Saná, informó este jueves una fuente médica yemení.

Según testigos, aviones de la coalición progubernamental, liderada por Arabia Saudita, atacaron la casa donde se celebraba la boda.

A finales de marzo, Riad lanzó una ofensiva militar para impedir a los rebeldes chiitas hutíes, apoyados por Irán, hacerse con el control total de Yemen, cuya capital tomaron hace un año.

"El hospital de Dhamar recibió 13 cuerpos y 38 heridos tras el bombardeo de una casa, donde varias decenas de personas celebraban una boda", precisó la fuente médica.

"Los aviones de la coalición lanzaron el ataque. La casa ha quedado completamente destruida", indicó un residente, Taha al Zuba.

La coalición árabe había negado la semana pasada haber bombardeado un sala de bodas en Mokha (suroeste), una localidad situada en el mar Rojo y controlada por los rebeldes chiitas hutíes.

Naciones Unidas indicó que el ataque, que dejó al menos 131 muertos, era el acto más mortífero desde el inicio del conflicto.

La coalición militar, dominada por las monarquías sunitas del Golfo, lleva a cabo una intensa campaña aérea en Yemen para ayudar al presidente yemení Abd Rabo Mansur Hadi, refugiado en Adén, frente a los rebeldes.

Según la ONU, desde marzo, 5.000 personas murieron y 25.000 resultaron heridas en el conflicto.

El partido del expresidente yemení Ali Abdalá Saleh, aliado de los rebeldes hutíes, afirmó el miércoles haber aceptado un plan de Naciones Unidas destinado a poner fin al conflicto en el país.

Tras el fracaso en junio de un primer intento de reunir a todas las partes yemeníes en conflicto alrededor de una mesa de negociaciones en Ginebra, la ONU anunció en septiembre haber recibido garantías de una próxima reanudación de las negociaciones.

AFP