Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varias personas dentro de una mezquita en Maiduguri, noreste de Nigeria, el 23 de octubre de 2015 tras una explosión que dejó 28 muertos.

(afp_tickers)

Al menos 30 personas murieron y unas 20 resultaron heridas en ataques contra tres aldeas del noreste de Nigeria, atribuidos al grupo islamista Boko Haram, según informaron milicianos civiles el martes.

Los ataques, que tuvieron lugar el sábado, se produjeron en las localidades de Warwara, Mangari y Bura-Shika, cerca de Buratai, el pueblo natal del jefe del ejército, Tukur Yusuf Buratai, en el estado de Borno.

No es la primera vez que estas localidades son blanco de ataques islamistas.

"La mayoría de los fallecidos fueron masacrados con machetes y hachas", aseguró Mustapha Karimbe, un guardia civil, que ayuda al ejército a combatir a los insurgentes islamistas.

Luego, los atacantes prendieron fuego a las tres aldeas.

La noticia sobre estos ataques salió tarde debido a la mala calidad de las telecomunicaciones en la región. Boko Haram ha destruido varias torres de alta tensión en ataques previos.

Veinte personas murieron en Warwara, el pueblo más afectado, según Musa Suleiman, otro guardia civil. Seis habitantes murieron en Bura-Shika y cuatro en Mangaria, aseguró.

Los demás habitantes huyeron a Biu, a unos 30 km.

AFP