Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, da un discurso en Múnich, sur de Alemania, el 19 de febrero de 2017

(afp_tickers)

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, estimó este lunes que votar la anexión de Cisjordania, defendida por un diputado de derecha, provocaría una "crisis inmediata" con Estados Unidos.

"Recibimos un mensaje directo muy claro de parte de Estados Unidos según el cual aplicar la legislación israelí en Judea y Samaria (nombre dado por los israelíes a Cisjordania, NDLR) provocaría una crisis inmediata con la nueva administración" estadounidense del presidente Donald Trump, afirmó Lieberman ante una comisión parlamentaria.

El jefe del partido nacionalista Israel Beitenu partirá el lunes por la noche hacia Washington en donde debe reunirse con el vicepresidente estadounidense Mike Pence, el secretario de Defensa, Jim Mattis, el secretario de Estado, Rex Tillerson, y mantener "otras reuniones", según sus servicios.

Trump pareció tomar distancia últimamente con la idea de crear un Estado palestino para alcanzar la paz en Medio Oriente, en ruptura con décadas de una posición consensual a nivel internacional.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, apoyó públicamente la solución con dos Estados, palestino e israelí, pero los últimos meses hizo cada vez menos referencia a esa solución. Parte de la extrema derecha israelí pide una anexión de Cisjordania, que comience por la importante colonia Maale Adumin situada cerca de Jerusalén y en donde viven más de 37.000 colonos israelíes.

Un proyecto de ley en ese sentido figuraba inicialmente en la agenda del Consejo de Ministros del domingo, pero su debate fue aplazado a una fecha ulterior, que no fue precisada.

El domingo el diputado Miki Zohar del Likud (derecha) había afirmado a un canal de televisión que la "solución con dos Estados está muerta".

"Sólo queda una opción: un sólo Estado en el que los palestinos dispongan de todos los derechos, salvo el de votar en la Knesset", el Parlamento israelí, había agregado.

Lieberman, uno de los pilares del gobierno de coalición de Netanyahu, el más a la derecha de la historia de Israel, subrayó que para Israel tendría un precio muy alto anexar el pequeño territorio palestino, ocupado desde hace medio siglo por el ejército israelí.

"Desde el primer día, Israel estaría obligado a pagar 20.000 millones de séquel (5.200 millones de dólares) a 2,7 millones de palestinos por derechos sociales, indemnización de desempleo, licencias por maternidad", dijo el ministro.

"En estas condiciones pido a los diputados que se muestren responsables para evitar una crisis con Estados Unidos y tener que pagar tal suma", agregó.

AFP