AFP internacional

El actor estadounidense Bill Cosby saluda a sus fans a su llegada a la Corte de Montgomery, el 17 de junio de 2017 en Norristown

(afp_tickers)

El proceso contra el actor estadounidense Bill Cosby fue anulado este sábado luego de que el jurado no pudo acordar un veredicto por unanimidad, pero la fiscalía anunció inmediatamente la realización de un segundo juicio.

El fiscal del condado de Montgomery, Kevin Steele, quien había acusado al actor, indicó que pediría un nuevo proceso, tal como autoriza la ley, que se realizaría dentro de unos meses.

Steele no se lamentó de su iniciativa. "Para mí, no hay ninguna duda de que la acusación y el proceso fueron las decisiones correctas".

La anulación implica una victoria para el comediante de 79 años, acusado de agresión sexual contra Andrea Constand en 2004, pero si los argumentos de los abogados del actor hubiesen sido aceptados unánimemente por el jurado, habría sido absuelto.

Tras el anuncio de la anulación de este primer proceso, Cosby no hizo ningún comentario. Convertido en una celebridad por la serie de televisión "The Cosby Show" (1984-1992), el artista corría el riesgo de ser condenado a 30 años de cárcel.

No obstante, el comediante sigue inculpado pero en libertad condicional, precisó el juez Steven O'Neill.

La justicia estadounidense exige la unanimidad del jurado para que se pueda pronunciar un veredicto.

Los miembros del jurado ya habían indicado el jueves que estaban en un impasse. El juez les había pedido que continuaran sus debates, pero más de veinte horas de deliberaciones suplementarias no permitieron alcanzar ese fallo por unanimidad.

Más de 60 mujeres han presentado denuncias por abuso sexual contra Cosby, pero el caso de Andrea Constand es el único en el que el delito no había proscrito desde el punto de vista penal. Sin embargo, las demandas civiles en curso ante la justicia son numerosas.

En ausencia de testigos directos o elementos materiales de prueba, todo el proceso descansaba en el testimonio de dos protagonistas, Bill Cosby y Andrea Constand.

- Segundo round -

El actor reconoció que había manoseado a la joven en la noche de enero de 2004 en su domicilio, pero siempre aseguró que se trató de una relación consensuada. También admitió que le dio a Andrea Constand un poderoso sedante, aunque afirmó que sólo quería que la mujer se distendiera, ya que le había dicho que estaba estresada.

La canadiense de 44 años, hoy masajista terapéutica en Toronto, pagó sin duda las incoherencias en las que incurrió en sus diversas declaraciones, destacadas insistentemente por la defensa.

Los abogados de Cosby intentaron describirla como una persona calculadora, sugiriendo que había ocultado la naturaleza de su relación con el célebre actor para sacar provecho de la situación.

Un puñado de fans del actor expresaron a gritos su satisfacción cuando Cosby se retiraba de la sala judicial hacia su vehículo.

Su portavoz, Andrew Wyatt, atacó a los abogados de las presuntas víctimas que, según él, quieren obtener ventajas de Bill Cosby, y les sugirió "volver a la facultad de derecho y reanudar los cursos".

Mencionó el nombre de Gloria Allred, quien representa a decenas de presuntas víctimas del actor estadounidense. Presente en el juicio, Allred recordó que Cosby no salió del atolladero. "Se hará justicia (...). El segundo round quizá esté muy próximo", dijo la abogada tras el anuncio de la anulación del proceso.

Pidió a las presuntas víctimas del creador del "Cosby Show" que mantuvieran la esperanza y señaló que aguardaba que el juez aceptara que fueran citadas otras víctimas durante el segundo proceso.

El fiscal había pedido que para el juicio que acaba de ser anulado se citara, además de a Andrea Constand, a trece mujeres que alegan haber sido víctimas de Bill Cosby, pero el magistrado solo autorizó el testimonio de una de ellas, Kelly Johnson.

Para Victoria Valentino, de 74 años, una exmodelo de la revista Playboy que asegura haber sido violada por Cosby en 1969, la acusación se desempeñará mejor en el próximo proceso. "Aprendieron los trucos" del proceso, explicó.

En una declaración escrita, la esposa del actor, Camille Cosby, realizó una virulenta crítica al fiscal (con "una ambición odiosa") y también al juez, al que acusó de "colaboración" con la acusación, así como a los medios.

Presente el lunes en la audiencia, nunca dejó de apoyar a su marido.

AFP

 AFP internacional