Navigation

Argentina: bajan impuestos a empresas, gravan depósitos y bebidas

Alberto Abad, director de la Administración Federal de Ingresos Públicos de Argentina (AFIP), antes de una rueda de prensa del ministro del Hacienda de Argentina, Nicolas Dujovne, para presentar el alcance del proyecto de reforma tributaria a presentar en el Congreso, en Buenos Aires, el 31 de octubre de 2017. afp_tickers
Este contenido fue publicado el 31 octubre 2017 - 21:43
(AFP)

El gobierno argentino anunció este martes un proyecto de ley para bajar impuestos a las empresas, imponer otros a la renta financiera y aumentar los que pesan sobre bebidas gaseosas, vinos y cervezas.

"Queremos bajar el déficit fiscal, pero también continuar reduciendo impuestos. El costo fiscal de la reforma es de 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB)", dijo en rueda de prensa el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

La reforma se enmarca dentro de las iniciativas económicas, de empleo e institucionales propuestas el lunes por el presidente Mauricio Macri a un auditorio de empresarios, sindicalistas y políticos.

Es una ofensiva lanzada tras el fortalecimiento de su poder en las elecciones legislativas de medio término del 22 de octubre.

"Vamos a bajar impuestos a las rentas corporativas. Bajarán alícuotas de contribuciones patronales (a la seguridad social), ganancias, ingresos brutos, débitos y créditos bancarios", dijo Dujovne.

Pero al mismo tiempo se aplicarán por primera vez impuestos a los dividendos por depósitos bancarios y bonos soberanos. "La alícuota será de 15% sobre las utilidades en divisas y de 5% en las de pesos", explicó.

El ministro afirmó que "todas las reformas serán graduales, hasta alcanzar su tope máximo en cinco años".

Los periodistas preguntaron a Dujovne cómo haría el gobierno para reducir el elevado déficit presupuestario del Estado, que algunas consultoras ubican por encima del 5% del PIB, con tanta baja de tributos a las compañías.

El ministro respondió que el 1,5% de ingresos que resigna el erario público se compensa con un aumento del 0,6% en el PIB y un 0,9% con medidas contra la evasión fiscal que harán neutro el resultado final.

El PIB bajó 2,3% el año pasado, pero acumula un alza de 2,4% en los ocho primeros meses de 2017.

El gobierno de Macri propone modificar los impuestos a los combustibles con un gravamen de suma fija a los que contaminan el medio ambiente. "Es nuestro aporte a luchar contra el 'efecto invernadero'", justificó.

Serán incrementados, según el proyecto, los impuestos a los vinos, cervezas, bebidas gaseosas azucaradas (por recomendación de la Organización Mundial de la Salud, reveló), embarcaciones y vehículos de alta gama.

No se aplicará, en cambio, un impuesto especial a los que consuman las cadenas de películas y series Netflix y Spotify, como anticipaba la prensa local.

La prensa le consultó cómo harán para negociar el voto de las reformas en un Congreso donde la gobernante alianza Cambiemos todavía es primera minoría. "Vamos a dialogar hoy mismo con los gobernadores (en su mayoría de la oposición peronista) y los bloques opositores", respondió el ministro.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.