Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista aérea de una zona inundada de Concordia, en la provincia de Entre Ríos en Argentina, el 2 de enero de 2016

(afp_tickers)

Argentina declaró la emergencia agropecuaria debido a las lluvias que afectaron unas 10 millones de hectáreas de tierra fértil, una superficie superior a Portugal, según reportes del sector divulgados este martes.

"En total hay 10 millones de hectáreas (100.000 km2) inundadas de las más productivas de Argentina", dijo este martes el presidente de la Sociedad Rural, Miguel Etchevehere, al calificar la situación como una "catástrofe productiva, medioambiental y social".

El dirigente de la entidad que agrupa a grandes productores advirtió que superar la situación "llevará tiempo".

"Hoy con los campos con un metro de agua no hay mucho para hacer, sólo esperar que pase", dijo Etchevehere a Radio Rivadavia.

El ministerio de Agroindustria declaró la emergencia para ayudar a los productores de Buenos Aires y La Pampa, principales provincias afectadas por el fenómeno que se complicó más durante el último fin de semana debido a fuertes tormentas.

Argentina, tercera economía de América latina, es uno de los principales productores de alimentos del mundo y está entre los líderes en producción de soja.

La última estimación oficial data del 20 de agosto cuando el ministerio de Agroindustria había contabilizado en 5,7 millones de hectáreas las afectadas por inundaciones en Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa, Entre Ríos y Córdoba, en la llamada Pampa Húmeda, región agropecuaria por excelencia.

Un 20% corresponde a tierras con producción agropecuaria y un 80% a explotaciones ganaderas.

Sin embargo desde entonces el mal clima empeoró la situación, sobre todo en Buenos Aires y La Pampa, donde dejó campos bajo el agua y rutas cortadas.

Las autoridades de La Pampa reclamaron al gobierno federal obras urgentes para la canalización de los excedentes de agua hacia el mar y recordó que hay zonas que llevan más de un año inundadas.

"Esta situación castiga a los productores pampeanos desde el 22 de abril de 2016 cuando comenzaron las precipitaciones que dieron origen al primer decreto de emergencia y no han cesado hasta la fecha", señalaron en un comunicado.

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos aires y La Pampa (Carbap) indicó que las pérdidas en trigo, soja, maíz y girasol sumado a los perjuicios en ganadería, lechería e infraestructura, alcanzarían los 26.200 millones de pesos (USD 1.500 millones).

La semana pasada un informe de la entidad realizado en base a imágenes satelitales estimó que "con casi 8 millones de hectáreas comprometidas, peligra el 25% de la agricultura y el 26% de la ganadería" de la pampa húmeda.

El reciente fin de semana llovieron otros 130 milímetros sobre la región inundada.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP