Un juez británico ordenó el viernes al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, amenazado de extradición a Estados Unidos, que comparezca por primera vez en persona el 21 de octubre en una audiencia para examinar si tiene derecho a la libertad provisional.

El activista se comunicó este viernes por videoconferencia, en audiencia de carácter administrativo, con el tribunal londinense de Westminster desde la cárcel de alta seguridad de Belmarsh (sureste de Londres) donde está encarcelado. El tribunal examinará la petición de extradición el 28 de febrero.

Assange parecía cansado, y sólo habló para dar su identidad y su edad, con voz ligeramente ronca, mientras se balanceaba en su silla.

El juez Tan Ikram le ordenó comparecer personalmente el 21 de octubre, a lo que el abogado de Assange, Gareth Pierce, no se opuso.

La defensa de Assange pide la libertad provisional por motivos de salud.

Assange se refugió en 2012 en la embajada ecuatoriana en Londres tras ser acusado de violación en Suecia. Wikileaks ya había saltado a la fama mundial previamente por divulgar documentos secretos estadounidense.

El activista australiano fue desalojado finalmente de la legación diplomática el 11 de abril, con autorización de Quito.

Assange fue encarcelado y luego condenado a 50 semanas de prisión el pasado 1 de mayo, por violación de su libertad provisional.

Además de las acusaciones en Estados Unidos, Suecia reabrió la investigación por violación contra Assange en mayo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes