Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, el 20 de septiembre de 2015 en Canberra, Australia.

(afp_tickers)

Australia y Nueva Zelanda celebraron este martes el acuerdo alcanzado por 12 países del Pacífico para crear la zona de libre comercio más grande del mundo.

"Cualquier acuerdo de esta naturaleza representa para nosotros enormes ventajas", dijo el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull. "Es la primera gran piedra de nuestra futura prosperidad", añadió el jefe de gobierno, cuyo país busca nuevos motores de crecimiento tras el final del boom de la minería.

El Acuerdo Transpacífico de Asociación (TPP), cerrado tras cinco años de negociaciones, deben ratificarlo aún las diferentes partes.

Los participantes (Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam) representan el 40% de la economía mundial.

El acuerdo prevé, entre otros puntos, que Canadá, Estados Unidos y Japón abran significativamente sus puertas a las importaciones de productos agrícolas, como azúcar, arroz, queso o carne de res.

Según el ministro australiano de Comercio, Andrew Robb, este acuerdo ofrecerá a Australia "enormes ventajas, entre ellas oportunidades inéditas en la región Asia-Pacífico, que conoce un fuerte crecimiento con su clase media en expansión".

Por su parte, el primer ministro neozelandés, John Key, celebró un acuerdo que aportará a la economía al menos 2.700 millones de dólares neozelandeses (EUR 1.500 millones, USD 1.670 millones) anualmente a partir de 2030.

"De manera general, es un muy buen acuerdo para Nueva Zelanda", estimó Key, quien lamentó que el TPP no vaya más lejos en lo relativo a los productos lácteos, que representan un tercio de las exportaciones de su país.

AFP