Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Funcionarios de emergencia permanecen en el lugar donde un vehículo se estrelló contra una multitud de espectadores durante un desfile de la Universidad Estatal de Oklahoma, el 24 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Un vehículo atropelló a alta velocidad a una multitud que este sábado observaba un desfile en una universidad del estado de Oklahoma, en el sur de Estado Unidos, dejando cuatro muertos y 44 heridos, informó la policía.

La conductora del vehículo, que circulaba a muy alta velocidad, fue detenida, confirmó a la AFP la policía de la ciudad de Stillwater, donde está la Oklahoma State University (OSU).

Se trata de una mujer de 25 años, que fue arrestada por conducir "bajo influencia", un término que en Estados Unidos puede significar bajo efectos de drogas, alcohol o medicamentos.

Ocho de los 44 heridos se encuentran en grave estado, agregó la fuente policial.

Un testigo ocular del hecho producido hacia las 10H00 locales (15H00 GMT), citado por el diario Stillwater News Press, dijo que en un primer momento pensó que el vehículo formaba parte del espectáculo, pero que luego el pánico dominó a los asistentes.

"La gente voló por el aire, a unos 10 metros de altura, como si se tratara de muñecas de trapo", dijo Konda Walker.

La OSU se declaró a su vez "entristecida por este trágico accidente". "Todos nuestros pensamientos y oraciones están con las personas afectadas", escribió en un mensaje enviado por Twitter.

Asimismo, la gobernadora de Oklahoma Mary Fallin, también dijo en esa red social que sus "pensamientos y plegarias están con aquellos afectados por los trágicos acontecimientos", y anunció que se dirigía a Stillwater.

Numerosas universidades estadounidenses organizan fiestas similares a las que realizó la OSU, reuniendo a nuevos y antiguos alumnos.

La fiesta de la OSU es, según la cadena News On 6, que cubría el espectáculo, uno de los festejos más importantes al reunir cada año a decenas de miles de personas.

AFP