Navigation

Bagdad da su visto bueno al refuerzo de la misión de la OTAN en Irak

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el 13 de febrero de 2020 en Bruselas afp_tickers
Este contenido fue publicado el 13 febrero 2020 - 17:00
(AFP)

El gobierno iraquí dio su visto bueno a la recuperación por parte de la misión de la OTAN de ciertas actividades de formación de las fuerzas de seguridad llevadas a cabo por la coalición internacional liderada por Washington, anunció este jueves la Alianza.

"El gobierno iraquí nos confirmó su voluntad de ver a la OTAN continuar su misión de entrenamiento y de formación de las fuerzas iraquíes", declaró el jefe de la Alianza, Jens Stoltenberg, en rueda de prensa tras una reunión de los aliados en Bruselas.

Los países de la OTAN pedían el acuerdo de Bagdad para reforzar la misión aliada en Irak con unidades desplegadas en la coalición internacional que lucha contra los yihadistas del Estado Islámico (EI).

Stoltenberg recibió por escrito el acuerdo del gobierno iraquí durante la noche, según fuentes diplomáticas.

Los países de la Alianza había aprobado la víspera ampliar su misión de formación, en respuesta a la demanda del Estados Unidos de Donald Trump de una mayor implicación en Oriente Medio.

El número de tropas que se trasladarán y el detalle de las actividades de formación se discutirán el viernes en Múnich por los miembros de la coalición durante la Conferencia sobre Seguridad, precisó el secretario general.

España, que tiene unos 500 soldados en la coalición, ya dijo presente y apoya que "una parte importante" de ese contingente pase a la misión de la OTAN, dijo el miércoles su ministra de Defensa, Margarita Robles, en Bruselas.

Otros países expresaron su acuerdo para trasladar tropas, según fuentes diplomáticas.

A petición de Bagdad, desde octubre de 2018, la OTAN desplegó unos 500 soldados en el país para formar a las fuerzas de seguridad iraquíes en la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico (EI).

Sin embargo, la Alianza Atlántica suspendió recientemente su misión después que el parlamento iraquí pidiera la retirada de las tropas extranjeras por la muerte en un ataque estadounidense de un general iraní.

La coalición internacional liderada por Washington suspendió también temporalmente sus operaciones contra los yihadistas en Irak y Estados Unidos pidió entonces una mayor implicación a la OTAN.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.