AFP internacional

La entrada de una sucursal del Banco Popular en Barcelona, en una imagen del 29 de febrero de 2012

(afp_tickers)

El español Banco Popular registró una pérdida neta de 137 millones de euros en el primer trimestre debido a las provisiones destinadas a compensar la reventa a la baja de los inmuebles embargados tras la crisis inmobiliaria.

La cifra es mucho peor de la pronosticada por los analistas interrogados por el proveedor de informaciones financieras Factset, que esperaban un beneficio neto de 14 millones de euros.

Aun así, el título del séptimo banco español se revalorizaba un 0,44% hasta los 0,69 euros en la Bolsa de Madrid a las 12H00 (10H00 GMT) en un mercado que perdía un 0,11%.

La suma total de las provisiones del primer trimestre de 2017 asciende a 496 millones de euros, un incremento del 69,9% respecto al mismo periodo del año anterior, explica el Banco Popular en un comunicado.

Este monto debe reforzar la solidez financiera de la entidad durante el proceso de reventa de los activos inmobiliarios recuperados durante la crisis de los particulares incapaces de reembolsar sus préstamos.

La depreciación de estos bienes hundió al Banco Popular en una grave situación, con una pérdida neta de 3.485 millones de euros en 2016 debido a los 5.700 millones de provisiones efectuados para afrentar este problema.

En febrero, la entidad renovó la dirección con el nombramiento como presidente de Emilio Saracho, que reconoció en abril que el banco está "abocado" a un nuevo aumento de capital después de haberlo ampliado en 2.500 millones de euros hace un año.

Según los últimos resultados, su tasa de fondos propios duros, que mide la solidez financiera, se redujo del 12,8% al 10% en un año y su tasa de morosidad, que analiza la proporción de créditos con riesgo de no ser reembolsados, creció del 12,7% al 14,9%.

El Banco Popular, que se presenta como líder nacional en el segmento de pequeñas y medianas empresas (Pymes), subraya en su comunicado que sin tener en cuenta la actividad inmobiliaria habría registrado un beneficio neto de 180 millones de euros.

AFP

 AFP internacional