Navigation

Barnier responde a los británicos sobre la factura del Brexit

El negociador de la Comisión Europea para el Brexit, Michel Barnier, durante una rueda de prensa el 12 de julio de 2017 en Bruselas afp_tickers
Este contenido fue publicado el 12 julio 2017 - 15:46
(AFP)

El negociador de la Unión Europea (UE) para el Brexit, Michel Barnier, advirtió este miércoles de que se agota el tiempo para solucionar el contencioso sobre la factura de la salida británica del bloque, tras las pullas del ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson.

"El tiempo pasa", dijo Barnier en una rueda de prensa en Bruselas después de que el jefe de la diplomacia británica mandara a los responsables europeos "a tomar viento fresco" con la factura que piensan presentar a Londres, estimada en varias decenas de miles de millones de euros.

Para Barnier, se trata de una cuestión de "confianza" entre las dos partes negociadoras.

El acuerdo financiero es uno de los tres puntos indisociables -junto con el derecho de los ciudadanos expatriados y la frontera irlandesa- que deben solucionarse antes de poder negociar la "futura relación", recordó.

"¿Cómo se construye una relación sobre el comercio, la seguridad, la defensa y otros temas [...] a largo plazo con un país si no hay confianza?", se preguntó Barnier.

El negociador reconoció que la cuestión financiera será especialmente espinosa.

"Saldar las cuentas [...] no es fácil, sale caro en cualquier separación. No pediremos al Reino Unido un euro, un 'pound' de más de los compromisos" adquiridos cuando se unió a la UE, aseguró.

El negociador europeo indicó que estaba dispuesto a discutir "línea presupuestaria por línea presupuestaria" con los británicos.

En un discurso ante el Parlamento británico el martes, Johnson consideró que las cantidades que los europeos proponen reclamar son "exorbitantes".

"Creo que las cantidades que he visto y proponen exigir a este país equivalen a una extorsión, e 'irse a tomar viento fresco' es una expresión totalmente apropiada" en este caso, dijo Johnson.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.