Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El expresidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, ofrece un discurso en una cumbre en Nueva York, el 20 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

José Manuel Barroso, en el centro de una polémica por su contratación por Goldman Sachs, mantuvo estrechos contactos durante su mandato al frente de la Comisión europea (2004-2014) con el banco estadounidense, según documentos revelados este sábado por el diario portugués Publico.

Los dirigentes de Goldman Sachs "hacían llegar al gabinete de Barroso, de manera confidencial, propuestas sobre cambios en las políticas de la Unión Europea", informó el periódico, que publicó extractos de cartas y correos electrónicos obtenidos a través de la Comisión europea.

Una misiva del 30 de septiembre de 2013 firmada por el director general de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, daba cuenta de una visita discreta de Barroso a la sede del banco en Nueva York, que, según el periódico, no figuraba ni en su agenda oficial ni en los archivos de la Comisión.

"Aprecié mucho nuestra productiva conversación sobre las perspectivas económicas mundiales", escribió Blankefin, que acabó contratando a Barroso como presidente no ejecutivo de Goldman Sachs International.

Contactado por el diario, Barroso desmintió "categóricamente" haber tenido una "relación especial con una entidad financiera" durante el ejercicio de sus dos mandatos en Bruselas.

"Naturalmente, tuve contactos institucionales, transparentes y debidamente registrados en los archivos de la Comisión, con numerosas entidades políticas, patronales, sindicales y financieras", declaró.

Entre éstas, figuraban "los principales bancos que operan en el mercado europeo", en un contexto de "crisis financiera", agregó.

El rotativo cita, entre otras, una carta de una cabildera (lobbyist) de Goldman Sachs que hace propuestas sobre la legislación de los mercados financieros y una respuesta de un miembro del gabinete de Barroso que promete leerlas "con gran interés".

Cuando vuelva a visitar Bruselas, Barroso será recibido como un cabildero y "no como un expresidente", advirtió su sucesor, Jean-Claude Juncker.

La contratación de Barroso en Goldman Sachs despertó una oleada de indignación en Europa. El presidente francés, François Hollande, dijo que era "moralmente inaceptable".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP