Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logo del BBVA, el segundo mayor banco de España, el 2 de febrero de 2011, en Madrid

(afp_tickers)

El BBVA, segundo mayor banco de España, invertirá 1.500 millones de dólares en México en los próximos cuatro o cinco años, principalmente en software e inteligencia de datos, anunció este jueves su presidente, Francisco González, en la capital mexicana.

El directivo del banco, cuya filial mexicana Bancomer aportó la mitad de las ganancias del grupo en 2016, afirmó además que le "preocupa muy poco" el impacto de las políticas del presidente estadounidense Donald Trump en sus inversiones en el país.

"Mi percepción sobre México, mi percepción sobre invertir en este país no cambia en absoluto con la llegada de Trump", dijo González en un anuncio realizado en el palacio presidencial junto al ministro de Hacienda mexicano, José Antonio Meade.

La economía de México, la segunda mayor de Latinoamérica tras Brasil, creció 2,3% en 2016 impulsada principalmente por el sector de los servicios.

Sin embargo, expertos prevén una notoria desaceleración este año, debido en gran medida a la incertidumbre en torno a la relación comercial con Estados Unidos, destino del 80% de las exportaciones locales.

El propio instituto de investigación del banco español, BBVA Research, señaló en un informe la semana pasada que dicha incertidumbre "afectará a la inversión, al tiempo que la depreciación del tipo de cambio y el consiguiente aumento de la inflación obligarán a una política monetaria más restrictiva, con impacto negativo sobre el crecimiento".

En este contexto, el banco central mexicano revisó el miércoles a la baja sus previsiones de crecimiento para 2017, que espera esté entre 1,3% y 2,3% del PIB (frente a una previsión de 1,5% a 2,5% anunciada en noviembre).

"Nosotros vamos a seguir invirtiendo en este país, hemos invertido 3.500 millones de dólares en los últimos años, vamos a invertir 1.500 millones más en los próximos cuatro o cinco años", subrayó sin embargo González.

La nueva inversión será "muy de software, muy de inteligencia, muy de big data, inteligencia artificial, procesos", explicó. "Es decir, seguir preparando al banco para que sea una unidad absolutamente más eficiente y más cerca a los clientes".

AFP