Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El vicepresidente estadounidense saliente, Joe Biden (izda.), y el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, se estrechan la mano después de su rueda de prensa conjunta en Kiev, el 16 de enero de 2017

(afp_tickers)

El vicepresidente estadounidense saliente, Joe Biden, llegó este lunes a Kiev para su última visita oficial a Ucrania, con el fin de asegurar al país el apoyo de Estados Unidos, cuatro días antes de la investidura de Donald Trump, que promete un acercamiento con Rusia.

Durante esta visita de un día, Joe Biden se reunió con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y su primer ministro, Volodymyr Groisman.

"Quería venir aquí una última vez como vicepresidente para subrayar hasta qué punto el pueblo ucraniano ha progresado", declaró en una rueda de prensa Joe Biden, acompañado de Poroshenko.

"Ucrania, como todos los países de Europa, tiene derecho a definir su propia vía. Rusia parece negar esta opción", agregó el vicepresidente, instando a la comunidad internacional "a seguir unida contra la agresión rusa".

"Sí, la agresividad actual de Rusia es una amenaza de primer orden, tanto para EEUU como para Ucrania", añadió Poroshenko.

La visita se produjo cuatro días antes de que el presidente estadounidense saliente, Barack Obama, cuyo mandato se ha visto marcado por el apoyo de Washington a Kiev en la crisis ucraniana, sea reemplazado por el presidente electo, Donald Trump, el 20 de enero.

Este último ha prometido en varias ocasiones un acercamiento con el Kremlin, lo que ha provocado preocupación en Kiev, que acusa a Moscú de apoyar a los separatistas prorrusos del este de Ucrania, algo que Rusia desmiente.

AFP