Un grupo yihadista que controla una zona del noroeste de Siria bloqueó este domingo el acceso a un sitio en el que habría tenido lugar una operación estadounidense por la noche, supuestamente contra el jefe del grupo Estado Islámico, según medios estadounidenses, constató un periodista de la AFP.

Combatientes del grupo Hayat Tahrir Al Sham (HTS), antaño rama siria de Al Qaida, tomaron posiciones por la mañana en torno a una casa en ruinas, situada en medio de un olivar de la localidad de Barisha, cerca de la frontera turca.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), comandos estadounidenses fueron trasladados en helicóptero hasta esa zona por la noche, para llevar a cabo una "operación contra altos dirigentes del EI".

Al menos nueve personas murieron en el ataque, que duró más de dos horas, indicó la oenegé, que cuenta con una amplia red de informadores sobre el terreno.

Medios estadounidenses afirmaron que el jefe del EI, Abu Bakr al Bagdadi, fue blanco de una operación militar nocturna de Estados Unidos en el noroeste de Siria, en la que habría sido abatido.

Algunos periodistas pudieron acercarse de forma breve a las ruinas de esa vivienda, en Barisha, totalmente destruida. Varías grúas apartaban los escombros.

La localidad se encuentra en una zona cercana a la frontera turca, donde los combatientes yihadistas lograron mantenerse presentes pese a la derrota territorial del grupo EI frente a la coalición internacional, a principios de año.

El grupo EI y Al Qaida son rivales desde hace años en el conflicto sirio. Combatientes del Hurras al Din, un grupúsculo yihadista ultrarradical, también están presentes en la zona.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes