Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Localización de Ajirin, en Nigeria, donde al menos ocho soldados nigerianos murieron en una emboscada del grupo rebelde yihadista Boko Haram

(afp_tickers)

Al menos ocho soldados nigerianos murieron en una emboscada del grupo rebelde yihadista Boko Haram este viernes en el noreste de Nigeria, a pesar de las afirmaciones del Gobierno de que los ha debilitado enormemente.

El convoy militar se dirigía a la ciudad de Dikwa y fue emboscado a la altura de la aldea de Ajirin, a unos 52 kilómetros al este de Maiduguri, la capital del estado de Borno.

"Hubo un intenso tiroteo. Al menos ocho soldados murieron y otros fueron heridos. Boko Haram también sufrió pérdidas", informó una fuente militar a la AFP.

"Fue un ataque inesperado y eso provocó el alto saldo mortal", añadió la fuente bajo anonimato.

Un civil que forma parte de las tropas paramilitares que apoyan al régimen aseguró que como mínimo habían muerto 10 soldados.

El ejército y el Gobierno nigeriano insisten desde hace meses en que Boko Haram, aliado del grupo Estado Islámico, está en desbandada y a punto de ser derrotado.

El ejército penetró en el bastión del grupo, en el bosque de Sambisa, en Borno, y aseguró en diciembre que los había expulsado.

Los ataques esporádicos de las últimas semanas son atribuidos por fuentes oficiales a grupúsculos aislados de Boko Haram.

AFP