Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Bolsa de Sao Paulo el 28 de octubre de 2014

(afp_tickers)

La Bolsa de Sao Paulo cerró este miércoles con una fuerte alza del 3,75%, alentada por la posibilidad de un desgaste de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, si el procedimiento de destitución se prolonga, después de que la Justicia decidiera suspenderlo durante una semana.

"El mercado está manifestando su apoyo a la destitución porque entiende que con la salida de Rousseff y la asunción de (su vicepresidente Michel) Temer habría cambios", valoró a la AFP Alex Agostini, economista jefe de la calificadora brasileña Austin Rating en Sao Paulo.

Temer "es un político de carrera, que siempre tuvo buena imagen en la Cámara y el Senado, por lo que los inversores ven en él a alguien que facilitaría la aprobación de medidas necesarias como el ajuste fiscal", añadió.

Un juez del Supremo Tribunal Federal suspendió en la noche del martes todo el proceso de destitución hasta el día 16, tras acoger una denuncia de irregularidades en la elección de la comisión especial de diputados que estudiará las denuncias contra la mandataria.

Dominada por opositores, la formación de la comisión especial fue considerada como el primer revés a Rousseff en la batalla contra el impeachment en el Congreso.

"Lo que está ocurriendo ahora en el mercado financiero brasileño es justo lo que pasó el año pasado en el período preelectoral. Cuando Rousseff aparecía atrás en las encuestas, la Bolsa subía y cuando se recuperaba, caía", analizó Agostini.

Después de tres jornadas de retrocesos, el parquet paulista cerró este miércoles con un avance del 3,75% y 46.108 puntos, por encima del alza del pasado jueves (+3,29%), cuando los mercados reaccionaron con satisfacción a la autorización horas antes de la apertura del juicio político contra Rousseff por adulteración de las cuentas públicas.

Durante la sesión de este miércoles, en la plaza paulista se negociaron 7.815 millones de reales (2.089 millones de dólares al cambio actual), en casi 1,3 millones de operaciones.

La Bolsa de Sao Paulo retrocedió un 2,91% en 2014, y ya había caído un 15,5% el año precedente.

AFP