Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El capitán de la Armada rusa Alexander Shvarts, en el portaaviones 'Moskva', el 17 de diciembre de 2015 en el mar Mediterráneo, frente a las costas sirias

(afp_tickers)

Una serie de bombardeos atribuidos a Rusia causaron al menos 46 muertos civiles, en su mayoría hombres y mujeres, en el norte de Siria, informó este viernes la ONG Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

El director del Observatorio, Rami Abdel Rahman, declaró que los aviones bombardearon Raqa, la capital de facto del grupo Estado Islámico (EI), así como las ciudades de Azaz y Al-Bab en la provincia de Alepo, el jueves.

Seis niños y 11 mujeres murieron y docenas resultaron heridos, añadió la ONG, con sede en Gran Bretaña.

El saldo en Raqa incluyó también dos socorristas, según Rahman, quien añadió que al parecer ningún rebelde del EI murió.

En la provincia de Idlib, los ataques "probablemente de aviones rusos" contra Jisr Al Shughur mataron al menos a 14 personas (siete niños y siete mujeres).

Esa ciudad está controlada por los rebeldes islamistas.

Rusia ha estado bombardeando intensamente los grupos opositores en toda Siria durante casi tres meses.

El OSDH asegura que cuenta con una amplia red de activistas, de contactos en los hospitales y de grupos en combate en Siria, y que puede determinar con certeza la autoría de los bombardeos.

AFP