Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una columna de humo aparece tras un bombardeo aéreo en la ciudad siria de Arbin, en manos de los rebeldes, el 7 de marzo de 2017

(afp_tickers)

El bastión rebelde de la Ghuta Oriental, al este de Damasco, fue blanco de bombardeos este miércoles, menos de 24 horas después de que Rusia anunciara un alto el fuego local, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

"Aviones, rusos o sirios llevaron a cabo dos ataques" en el extremo de la ciudad de Arbin y hubo disparos de artillería en Harasta, dijo Rami Abdel Rahman, director de la organización.

"Se trata de los primeros ataques aéreos" desde que el ejército ruso anunciara el martes que se había establecido un alto el fuego en la Ghuta Oriental hasta el 20 de marzo, precisó.

Un corresponsal de la AFP en Duma indicó que un avión había atacado a la ciudad, la principal de Ghuta Oriental.

Once personas fueron heridas en ese bombardeo, según el OSDH.

Ghuta Oriental es un bastión de la rebelión siria, en particular del poderoso grupo Jaish al Islam, el más importante de la región.

Un portavoz militar de Jaish al Islam, Hamza Bayraqdar, declaró el martes que su grupo "no había tenido ningún contacto" con Rusia sobre un alto el fuego.

"El anuncio de Rusia de un cese de hostilidades es político. Militarmente no se aplica", declaró por su parte Mohamed Alluche, uno de los principales dirigentes de Jaish al Islam.

"Rusia se quiere presentar como una fuerza neutral patrocinadora de una solución política, pero en el terreno no es el caso", añadió.

AFP