Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos migrantes desembarcan en el puerto de Salerno, en el sur de Italia, el 26 de mayo de 2017, tras una operación de rescate en el mar Mediterráneo. Italia ha registrado en 2017 la llegada de más de 73.300 migrantes

(afp_tickers)

La Comisión Europea llamó este jueves a Italia a dialogar con el resto de países del bloque antes de cumplir su advertencia de impedir la entrada a sus puertos de buques con bandera extranjera transportando migrantes rescatados en el mar Mediterráneo.

"Entendemos las preocupaciones de Italia y apoyamos su llamamiento a un cambio de la situación", declaró este jueves Natasha Bertaud, portavoz del ejecutivo comunitario.

Para Bruselas, "cualquier cambio de política debería discutirse primero con los otros Estados miembros y también comunicarse correctamente a las ONG que utilizan estos buques para que tengan tiempo de prepararse", agregó.

Italia, en primera línea de la crisis migratoria, ha registrado en 2017 l allegada de más de 73.300 migrantes, en su mayoría procedentes de Libia, pero Roma considera que "no se puede seguir así", según una fuente cercana al Gobierno, y pide más colaboración a sus socios del bloque.

"Falta solidaridad interna y la disponibilidad de los Estados miembros a compartir con Italia la acogida", dijo por su parte la jefa de la diplomacia europea, la italiana Federica Mogherini, a su llegada a una reunión de la OTAN.

Más de 10.200 migrantes fueron rescatados entre el domingo y el martes frente a las costas de Libia, 5.000 tan solo el lunes, según los datos oficiales.

Los guardacostas italianos coordinan las operaciones de rescate en el Mediterráneo, en las que participan numerosos barcos extranjeros, varios de ellos fletados por organizaciones no gubernamentales.

Los migrantes son transportados a puertos italianos, de donde suelen ser repartidos a los varios centros de acogida de la península, que se encuentran saturados.

"Si continuamos así, la situación será muy difícil de manejar, incluso para un país grande y generoso como el nuestro", reconoció la víspera el presidente de la República, Sergio Mattarella, desde Canadá.

La Comisión Europea dejó entrever que las preocupaciones de Italia se tratarían durante una discusión en profundidad de los ministros de Interior en julio.

La portavoz comunitaria expresó además la voluntad de Bruselas de "aumentar el apoyo a Italia, especialmente con un sustancial asistencia financiera adicional" y de recordar a "todos los Estados miembros su promesa de redoblar esfuerzos" en el Mediterráneo central, principal ruta migratoria actualmente.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP