La Comisión europea propuso el miércoles añadir siete nuevos países, entre ellos Arabia Saudita y Panamá, a la lista de la UE de naciones que luchan de forma insuficiente contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

Esta iniciativa del ejecutivo europeo debe recibir aún la luz verde del Parlamento europeo y de los países miembros de la Unión. Algunos, como Francia y Reino Unido, han expresado reservas.

Tras el anuncio, Riad indicó que "lamentaba" la propuesta. "El compromiso de Arabia Saudita en la lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo es una prioridad estratégica para el Reino. Seguiremos desarrollando y mejorando nuestro marco legislativo para alcanzar ese objetivo", declaró por su parte el ministro de Finanzas saudita, Mohammed Al Jadaan, citado este jueves por la agencia oficial saudita SPA.

Si los nuevos países de "alto riesgo" propuestos por la Comisión son aprobados, entre ellos en especial Arabia y Panamá, la "lista negra" de la UE contaría 23 países. Ya figuran en ella Irán, Irak, Pakistán, Etiopía o Corea del Norte, entre otros.

El hecho de hallarse en esta lista no genera sanciones pero obliga a los bancos europeos a aplicar controles reforzados en las operaciones financieras que implican a clientes o establecimientos de esos países.

"Hemos implementado normas muy estrictas en materia de lucha contra el blanqueo de capitales" indicó la comisaria europea encargada de justicia, Vera Jurova.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes