Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro británico, David Cameron, habla con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz (c), durante una cena en dicha ciudad alemana el 12 de febrero de 2016

(afp_tickers)

El primer ministro británico, David Cameron, confió el viernes por la noche en llegar a un acuerdo con la Unión Europea que permita a su país permanecer en el bloque, mientras que su homóloga alemana, Angela Merkel, reafirmaba su voluntad de impedir una salida de Reino Unido de la UE.

A falta de acuerdo sobre las reformas de la UE, "no descarto nada", pero "creo que podemos y si lo hacemos (...), podemos ganar este referendo y esto sería bueno para Reino Unido, bueno para Alemania y bueno para toda Europa", declaró el dirigente británico en Hamburgo (norte de Alemania), en compañía de la canciller alemana.

"En lo que respecta al lugar de Reino Unido en Europa, siempre he confiado en el hecho de que juntos podemos obtener las reformas que respondan a los intereses británicos y funcionen también para toda Europa", añadió Cameron.

"Reino Unido siempre ha sido un país que tiende la mano", insistió. "Y nunca he querido romper los vínculos y retirarnos del mundo", reiteró el jefe de Gobierno, que debe organizar próximamente un referendo sobre la permanencia de su país en la UE.

Por su parte, Angela Merkel deseó que "Reino Unido sea, y continúe siéndolo, un miembro activo de una Unión Europea que triunfa". "Es en el interés de Alemania y, pienso, también en el interés británico y el de toda la UE", añadió.

David Cameron ha iniciado un maratón diplomático para convencer a sus socios europeos de que apoyen sus peticiones de reforma de la UE durante la cumbre del 18 y 19 de febrero en Bruselas y evitar así una salida del Reino Unido del bloque de los 28, conocida como 'Brexit'.

El preacuerdo desvelado la semana pasada por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, para evitar el 'Brexit' plantea un "freno de emergencia" para que Londres pueda suprimir ayudas sociales a los trabajadores oriundos del resto de países de la UE.

La supresión de las ayudas afectaría especialmente al millón de trabajadores polacos que viven en Reino Unido. Al término de un encuentro el viernes en Berlín con Merkel, la primera ministra polaca, Beata Szydlo, estimó "en lo esencial aceptable" este compromiso, insistiendo en el "respeto" de los derechos de los trabajadores polacos en Reino Unido.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP