Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro británico, David Cameron, dialoga con la canciller alemana, Angela Merkel, antes de la última cumbre del año de la Unión Europea, el 17 de diciembre de 2015 en Bruselas

(afp_tickers)

El primer ministro británico, David Cameron, se comprometió a "luchar con firmeza" en 2016 para resolver la espinosa cuestión de las relaciones de Londres con la Unión Europea, máxime cuando podría celebrarse un referéndum sobre la cuestión este año.

"Vamos a luchar con firmeza para arreglar las condiciones de nuestra adhesión a la UE, que causan tanta frustración en Reino Unido", declaró durante su discurso de Año Nuevo para 2016.

"Es una negociación difícil con otros 27 países. Pero sólo nos mueve un interés: lo mejor para la seguridad económica y nacional de Reino Unido", añadió casi dos semanas después de una cumbre europea en la que Bruselas se dijo dispuesta a alcanzar un compromiso.

"Al final, ustedes decidirán si somos más fuertes con nuestros vecinos europeos en el seno de la Unión Europea o solos, por nuestra parte", añadió el primer ministro conservador.

David Cameron se había fijado como fecha límite finales de 2017 para organizar este referéndum, que promete desde hace meses. Pero la consulta podría celebrarse a partir de julio, según la prensa británica, si se alcanza un acuerdo antes de febrero entre ambas partes.

"Es un nuevo año y Reino Unido lo inicia con fuerzas renovadas. Con un déficit más bajo y un empresariado floreciente, nuestra economía se hace más fuerte cada día", declaró.

Para el jefe de gobierno británico, reelegido en 2015 para un segundo mandato, el país se encuentra a la mitad de "una década de grandes reformas", un período crucial en el que una economía revitalizada puede generar una "verdadera transformación social".

David Cameron se fijo cuatro objetivos para 2016, entre ellos combatir el extremismo luchando contra los "predicadores del odio" y las comunidades al margen de la sociedad.

La construcción de 200.000 viviendas para los jóvenes, a quienes los elevados precios les impiden comprar, también entra en sus planes.

David Cameron también quiere luchar contra la "persistente pobreza" y levantar las barreras de la movilidad social. Es un "escándalo" que haya más jóvenes negros en prisión que en las mejores universidades, denunció.

"Si conseguimos controlar estos problemas este año, no seremos únicamente una nación más rica, sino una nación más fuerte, más unida y más segura", concluyó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP