Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un agricultor sostiene una planta de stevia en un vivero del Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria en Caacupé, 50 km al este de Asunción, el 15 de noviembre de 2012

(afp_tickers)

Unos 3.000 campesinos marcharon este jueves por Asunción para reclamar una reforma agraria y una política de industrialización de la materia prima que producen, atendiendo al llamado de la organización de la Federación Nacional Campesina (FNC).

El movimiento, que no registró incidentes, tuvo por finalidad llamar la atención "sobre la miseria que hay en el campo, con falta de caminos y precios justos", expresó en un mensaje la líder de la organización, Teodolina Villalba.

Los campesinos marcharon a lo largo de cinco kilómetros, desde un predio de la Iglesia Católica hasta la sede del Congreso.

Villalba instó al Gobierno del presidente conservador Horacio Cartes a llevar adelante una reactivación productiva nacional en beneficio de los trabajadores rurales.

"Sentimos el respaldo de la ciudadanía que pide a gritos un cambio", manifestó la líder en la marcha que contó con el apoyo de la Iglesia Católica.

"Hace falta promover soluciones estructurales a los problemas del campesinado a través del diálogo y el encuentro entre los actores de las políticas públicas de desarrollo integral y sostenible", expresó una carta divulgada el jueves por la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP).

El manifiesto hizo hincapié en las necesidades que afrontan los labriegos y exhortó a establecer para ellos "un modelo de agricultura familiar" y el acceso permanente a educación y salud de calidad.

"Es responsabilidad de los poderes del Estado y órganos competentes escuchar el clamor de los campesinos y sus propuestas", remarcaron los obispos.

Según la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), el 40% de los indigentes vive en el área rural.

El ministro de Planificación José Molinas dijo a la AFP que existen 45 programas relacionados con estrategias para combatir la pobreza.

"En 2013 había 220.000 familias (un estimado de 1.100.000 personas) en situación de pobreza. Ahora hay 165.000", dijo el ministro defendiendo su gestión.

Al inicio de la administración había 80.000 personas recibiendo ayuda monetaria del Gobierno.

"Hoy existen 130.000 y al final de 2016 se va a expandir a 140.000. Había menos de 90.000 adultos mayores que recibían la protección social. Hoy son 150.000 y serán más de 175.000 este año", puntualizó.

Según las estadísticas oficiales, la pobreza extrema se redujo, del 19% al 10%.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP