Inaugurado con pompa el 17 de noviembre de 1869 en presencia de la emperatriz francesa Eugenia, el Canal de Suez festeja discretamente sus 150 años en Egipto, una celebración que contrasta con su larga y caótica historia en el corazón del Medio Oriente.

Concebido por iniciativa de Ferdinand de Lesseps, un empresario y diplomático francés, el colosal proyecto para conectar el Mar Rojo y el Mediterráneo llevó diez años de trabajo, entre 1859 y 1869, en el que participaron un millón de egipcios, según las autoridades.

De acuerdo con experto, decenas de miles de obreros murieron durante la construcción de este proyecto titánico.

Con 154 km de largo, el Canal de Suez "no es prerrogativa de una nación: debe su nacimiento y pertenece a una aspiración de la humanidad", afirmó Lesseps en 1864, unos 4.000 años después de los primeros proyectos imaginados por los faraones.

Enlace marítimo entre Europa y Asia, esta ruta permitió que los navíos no tuvieran que dar la vuelta al continente africano, transitando por el temido Cabo de Buena Esperanza, pero también ha experimentado varias guerras y años de inactividad.

Su historia estuvo particularmente marcada por el año crucial de 1956, cuando el 26 de julio Gamal Abdel Nasser, recién elegido presidente, nacionalizó el Canal de Suez.

Su anuncio es el preludio de una crisis internacional al punto que tres meses después primero Israel y luego Francia y Gran Bretaña (dos países que poseían casi la mitad de la sociedad que administraba el canal) atacaron a Egipto.

- "Asunto delicado" -

Línea de frente en las guerras árabo-israelíes de 1967 y 1973, el Canal de Suez fue dañado y cerrado varias veces, para ser posteriormente desminado y recuperado.

En la actualidad el canal, continuamente transformado y ampliado para recibir buques cada vez más grandes, es un activo económico importante (con miles de millones de dólares en ingresos cada año) a través del cual pasa aproximadamente el 10% del comercio marítimo internacional.

Ubicado en el borde del Sinaí, es escenario de gigantescas medidas de seguridad por el ejército egipcio, que combate desde 2013 una insurrección yihadista en el norte de esta península.

El actual presidente, Abdel Fatah al Sisi, inauguró el "nuevo Canal de Suez" con gran pompa en 2015 -una duplicación de parte de la vía fluvial-, pero no se planea una gran celebración para los 150 años.

Las suntuosas fiestas, banquetes y desfiles ecuestres que se dieron en la inauguración en 1869 quedaron en los libros de historia.

Este año predomina la discreción y la austeridad.

En Egipto y Francia se publicó un sello postal con la efigie de Lesseps. El 13 de noviembre se celebrará un simposio sobre el canal como "lugar de memoria" en la biblioteca de Alejandría (norte).

Un museo del canal también está programado para abrir en Ismailía, en las instalaciones históricas de la Compañía del Canal de Suez, pero los trabajo aún no están terminados.

"Cada uno escribe la historia a su manera", dijo el embajador francés en Egipto, Stéphane Romatet, para quien el canal es una "aventura franco-egipcia".

- Tonelaje récord -

Más que hablar del aniversario, las autoridades egipcias prefieren enfatizar el desempeño del canal.

En una economía que lucha por recuperarse de la crisis creada por años de inestabilidad política después del levantamiento de 2011, los ingresos provenientes del canal son bienvenidos.

En agosto, la Autoridad del Canal de Suez (SCA) anunció que había alcanzado 5.900 millones de dólares para el año fiscal 2018-2019, un aumento del 5,4% año en un año, aunque el objetivo es alcanzar los 13.200 millones de dólares en 2023.

Parte de una política de grandes obras, la nueva sección excavada en 2014 y 2015 ha facilitado el cruce de los navíos y ha disminuido el tiempo de tránsito.

Las autoridades anuncian regularmente nuevos registros de tonelaje de carga transportada. En penas un día de agosto, por ejemplo, pasaron por el canal 6,1 millones de toneladas de carga.

"El tonelaje ha aumentado", confirma Jean-Marie Miossec, profesor de la Universidad Paul Valéry (UPV) de Montpellier y especialista en transporte marítimo.

Según Miossec, el aumento del tonelaje también está relacionado con "el aumento del tráfico de contenedores entre Asia y Europa, Europa y el subcontinente indio".

Al expandir el canal, "las autoridades egipcias ofrecen un mayor potencial, especialmente en términos del tamaño de los buques y la velocidad de tránsito", afirmó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes