Navigation

Canciller de Austria: el reparto de solicitantes de asilo en Europa "no funcionará"

El canciller de Austria Sebastian Kurz en su oficina durante una entrevista con periodistas de la AFP el 22 de septiembre de 2020 en Viena afp_tickers
Este contenido fue publicado el 22 septiembre 2020 - 23:33
(AFP)

El reparto de solicitantes de asilo en Europa "no funcionará", declaró este martes el canciller austríaco Sebastian Kurz en una entrevista exclusiva con la AFP, antes de que la Comisión Europea presente el proyecto sobre los refugiados.

"Creemos que el reparto en Europa ha fracasado y que muchos Estados lo rechazan", estimó el jefe del gobierno austríaco, de 34 años, refiriéndose a los países de Europa central que se niegan a acoger a migrantes que han llegado a Grecia o a Italia.

"No funcionará así, sino protegiendo mejor las fronteras exteriores, luchando juntos contra los traficantes y enviando ayuda allí", añadió Kurz en la cancillería.

La presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, propuso derogar el Reglamento de Dublín, un pilar de la política de asilo en la UE. Este acuerdo estipula que las solicitudes de asilo se gestionen en el primer país de la UE al que llega el migrante.

El "nuevo pacto sobre migración y asilo" se divulgará el miércoles. Hará obligatoria la "solidaridad" de todos los países de la UE con los primeros Estados a los que llegan inmigrantes cuando se hallen "bajo presión".

Pero esta "solidaridad" también podría adoptar la forma de ayudas para que las personas sin derecho al asilo puedan regresar a sus países de origen.

Según el conservador Sebastian Kurz, Suecia, Alemania y Austria son los países que, proporcionalmente, han recibido el mayor número de refugiados en la Unión Europea desde hace cinco años.

Austria, con 8,7 millones de habitantes, "ha acogido a más de 200.000 personas durante los últimos 5 años. Primero debemos integrarlas antes de poder hacernos cargo de los recién llegados", insistió.

- Oposición -

En el plano económico, Austria se opuso el verano pasado al plan de estímulo propuesto por Francia y Alemania para ayudar a los países afectados por la pandemia de coronavirus.

Junto con Holanda, encabezó la coalición de los llamados países "frugales", calificados de "egoístas" por el presidente francés Emmanuel Macron.

Acabó dando luz verde al proyecto después de negociar una rebaja de su contribución.

"No se trata de estar en contra de nadie, pero la Unión Europea es más que Alemania y Francia, y eso es algo bueno", afirmó Kurz.

"Alemania y Francia son los Estados más fuertes y grandes, por lo que tienen cierta pretensión de liderazgo, pero otros Estados tienen la misma posibilidad de aportar sus ideas y buscar mayorías", añadió.

"Intentamos coordinarnos en grupos. Estamos bien integrados en el de los frugales y también somos un país que tradicionalmente siempre ha tenido buenos contactos con el este. Por eso me complace la buena coordinación con los Estados de Visegrado (un pacto reúne a Eslovaquia, Polonia, Hungría y República Checa)", explicó.

En cuanto al proceso de toma de decisiones en la UE, Kurz se ha mostrado abierto a la propuesta de Von der Leyen, quien pidió a los estados miembros de la UE que tengan "la valentía" de renunciar a su derecho de bloqueo, para permitir sancionar las violaciones de los derechos humanos fuera de la UE.

"En lo referente a los temas de política exterior, ciertamente es posible discutir sobre la conveniencia de la unanimidad o de otros formatos de toma de decisiones", reaccionó Kurz.

El canciller también abordó sus años al frente del Estado austriaco o en el gobierno.

"Todavía soy relativamente joven, pero creía haber vivido muchas cosas con la crisis migratoria de 2015, dos negociaciones de coalición, una con el Partido de la Libertad (FPÖ, extrema derecha) y otra con los Verdes", declaró.

En enero, tras haber gobernado con la extrema derecha, Sebastian Kurz formó una coalición sin precedentes con los ecologistas, que los observadores consideran un "laboratorio" en Europa.

Pero "la crisis del coronavirus supera ahora todas las experiencias anteriores. Es un desafío muy grande".

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.