Cerca de 400 migrantes, en su mayoría mujeres y niños, se manifestaron este martes en la isla de Lesbos para protestar contra sus condiciones de vida en el campo superpoblado de Moria, indicó la policía griega.

Los migrantes, entre ellos varios ancianos, salieron del campo rumbo al puerto de Mitilene llevando una camilla cubierta con una mortaja para simbolizar las víctimas del incendio que el domingo dejó 17 heridos, indicó el portavoz de la policía griega Theodoros Chronopoulos.

Los migrantes piden salir de la isla y mejorar sus condiciones de vida.

Al mismo tiempo una delegación de la oenegé Oxfam France llevó a cabo una visita a un olivar aledaño al campo de Moria donde hay una zona de tiendas de campaña y chozas improvisadas en las que vive la gente que espera entrar en el campo oficial.

"Es peor de lo que imaginaba", dijo Cécile Duflot, la directora general de Oxfam France. "Las condiciones son peores de lo imaginable en países con más dificultades que Grecia. Más del 40% de las personas que viven aquí son niños. Y crecen en estas condiciones dramáticas", declaró a un periodista de la AFP.

Con la llegada las últimas semanas de numerosos migrantes procedentes de Turquía, el campo de Moria está todavía más saturado. Alberga a casi 13.000 migrantes para una capacidad prevista de 3.000.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes